Jacinto Ortega atiende explicaciones sobre cómo funciona el nuevo sistema para lavar la ropa gratis
Jacinto Ortega atiende explicaciones sobre cómo funciona el nuevo sistema para lavar la ropa gratis - ABC

La receta bolivariana en Canarias de Podemos con el agua de abasto

El Ayuntamiento de Las Palmas de G.C. condena al olvido las ayudas en el recibo del agua para 5.000 usuarios porque la empresa, de la que tiene el 33%, no quiere aplicar descuentos. El partido morado dice «la depuración del agua es un timo» controlada por constructoras

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La concejalía de Cohesión Social en la ciudad de Las Palmas de G.C., en manos de Podemos, que en 2019 maneja un presupuesto de 31 millones de euros, ha optado por dar lavandería gratis a familias sin recursos mediante la entrega de unas tarjetas en mano y no aplicar descenso alguno en las tarifas sociales del agua antes de terminar el mandato.

Quien dirige este operativo para desfavorecidos en la capital grancanaira es el concejal Jacinto Ortega. La formación de inspiracion bolivariana fue el partido más votado en las elecciones locales de 2015 pero la Alcaldía la controla el PSOE.

En esa coalición de gobierno, que el PP, Ciudadanos y Unidos por Gran Canaria denominan desde la oposición como «tripartito», el concejal Ortega ha colocado este servicio en una ciudad turística donde el partido de Pablo Iglesias critica la gerintrificación y el aumento de precios de viviendas por supuesto del alquiler vacacional.

El partido morado dice que «se depura el 18% en Canarias y nos gastamos un dineral en embotellada»

La legislatura termina sin cumplir el compromiso de crear un bono social en el precio del agua, que controla Emalsa (propiedad del fondo sueco EQT Infraestructures a través de Saur) y de regulación municipal.

Los partidos del «tripartito» han rechazado colocar un bono social por «la imposibilidad de llegar a un acuerdo con Emalsa», según ha informado este mes de febrero «Canarias 7». Este programa tenía como destino a 5.000 familias y representaba un gasto de 120 euros anuales por vivienda. Incluía la anulación del coste de reposición de agua de 24 euros en caso de impago.

«Lavar gratis total»

En paralelo a la no aplicación de descuento en el recibo del agua, Podemos, en una medida sin precedentes en España y que no estaba en el programa electoral de 2015 del partido morado, ha lanzado una primera «lavandería social» en un centro comercial.

Ofrece 960 lavados y secados gratis si se es pobre. Son tarjetas subvencionadas por el Ayuntamiento grancanario, que equivalen a dos lavados y secados semanales en máquinas de 21 kilogramos de capacidad. Si el proyecto fuciona, se extenderá a más zonas de la ciudad próximamente.

Jacinto Ortega defiende el plan porque se trata de «una medida novedosa de la que somos pioneros en España», ya que «es la primera vez que se llega a un acuerdo de colaboración para facilitar algo tan elemental como lavar la ropa a familias con pocos recursos». El criterio para la elección de los beneficiarios, con dos lavados y secados semanales de grandes dimensiones, es «la vulnerabilidad de las familias», ha subrayado.