La colecta de las misas irá destinada a Cáritas de Haití

ABC | LAS PALMAS
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ante la situación de desolación y catástrofe generalizada en Haití como consecuencia del terremoto devastador que sacudió el país y principalmente su capital, Puerto Príncipe, el obispo tinerfeño, Bernardo Alvárez señaló ayer su disposición a canalizar la colecta de las misas del primer domingo de febrero hacia la organización de Cáritas presente en la isla caribeña. Una medida que se llevará a cabo en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y que servirá para atender a los miles de damnificados afectados por dicho suceso.

En una nota de prensa, la organización destaca como fin último el esfuerzo que desde Cáritas se está realizando en la provincia para atender a las personas que acuden a la Iglesia en demanda de ayuda. Bajo dicho contexto, Cáritas quiere multiplicar sus esfuerzos, señalando: «Nuestra misión y compromiso es estar con los últimos y no atendidos; pero no sólo aquí, sino donde estén. Y la desgracia se ha cebado ahora con Haití».

Álvarez quiso así despertar el «espíritu solidario que caracteriza a los canarios para ayudarles en este trance. Y vamos a ayudarles», señaló en la misiva, «con ese compartir que nos caracteriza sin que ninguno de los que aquí lo están pasando mal deje de ser atendido por Cáritas».

Por último, la asociación recordó la apertura de varias cuentas de colaboración en cuatro entidades bancarias (CajaCanarias, La Caixa, BBVA y Santander) para «todos aquellos que quieran contribuir con una donación» a favor del pueblo haitiano.