Las claves

Por LUIS AZCONA
Actualizado:

LA orquesta parlamentaria y gubernativa canaria empieza a afinar sus instrumentos. El director será Adán Martín y basará su partitura en un Gobierno de perfil «tecnócrata y nacionalista», en busca de la felicidad de los isleños. Su sólida formación musical, de prestigio, gusta de perfeccionarse con equipos jóvenes. Se le achaca lentitud en sus decisiones. Ya anuncia que su Gobierno se basará en pactos (con el PP y el PIL, en Sanidad, en Justicia...).

Eso sí, la sede de la Orquesta estará, más que nunca, en Tenerife. Que quede claro: ATI manda en el Gobierno, y manda también en el Cabildo de la isla y en el Ayuntamiento de Santa Cruz. ATI suena en do mayor.

Soria, por su parte, se perfila como primer violinista. Cumplidos sus deberes, se posiciona cómodamente en la Orquesta: líder absoluto en Gran Canaria, segunda posición en el Parlamento, y tres Consejerías en el Gobierno. Sus notas sonarán alto.

Dimas Martín, a expensas de los Tribunales, ocupa la tercera fila en la Orquesta. Presidente del Cabildo, alcaldía de Arrecife, socio del Gobierno, apunta a un sol sostenido.

Román y Alemán desafinan. El hundimiento del primero a favor del PP hace difícil su lugar en la Orquesta. CC es una amalgama de partidos, que rompió su cuerda en Gran Canaria. Por su parte, Alemán tenía en su mano superarse a sí mismo, -los efectos Vilaflor y Prestige o el prestigio de López Aguilar quedaron en nada- y ha tocado techo. La renovación de las notas socialistas se hace más necesaria que nunca. El pentagrama político escribe sus notas, y lo hace en suave clave nacionalista.