Alfredo Briganty
Alfredo Briganty - ABC

Cinco cosas que no tuvo en cuenta Anticorrupción sobre el caso eólico de Canarias

Tras casi 14 años de instrucción, ha sido una secuencia de episodios disparatados que han descrito un patrón cruzado de espionaje entre empresas, escuchas a móviles a funcionarios y manejo electrónico de planos de ubicación de suelo para colocar turbinas en las islas

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Por desconocimiento o por venir de fuentes viciadas, hay cosas que no se habrían tenido en cuenta en la Fiscalía Anticorrupción en Canarias a la hora de desmontar la operación financiera basada en sobornar a cambio de obtener información sobre potencia eólica en un concurso que, para colmo, fue anulado antes de adjudicarse.

Llega el final de la historia extraordinaria de espionaje entre empresas industriales a escala canaria sobre el negocio eólico trazado en 2004 y que colea desde 1989. La Fiscalía Anticorrupción en Canarias cumple 13 años de existencia. Este mes de junio se ha iniciado el jucio con jurado por el «caso Eolo» o «trama eólica» que en 2006 activó el magistrado Miguel Ángel Parramón.

Tras lograr la condena de afectados por el «caso Faycan» y «Paraíso», de la redada llevada a cabo en 2006 con más de 16 empresarios y funcionarios investigados han quedado dos acusados: Celso Perdomo, director general de Industria, y Mónica Quintana. Los inversores y financieros han pactado con la Fiscalía que dirige en Las Palmas su titular, Luis del Río. «Anticorrupción ha hecho que desaparezca de Canarias la sensación de impunidad», afirmaba en una entrevista hace diez años.

12345
  1. Marineros, gueldes y lebranchos

    Perdomo, Guzmán, López y Esquivel
    Perdomo, Guzmán, López y Esquivel - ABC

    La posible existencia de antecedentes penales que tendría el investigado Enrique Guzmán, financiero que en las conversaciones teléfonicas interceptadas llegaría a ofrecer hasta 30.000 euros por megawatio capturado, tendría antecedentes por presunto amaño para acceder a un permiso con el que capitanear embarcaciones de recreo. Eso es lo que le habría forzado llegar a un acuerdo con el fiscal anticorrupción de Las Palmas, Luis del Río.

    Otros dos empresarios, Esquivel y Briganty, participaron en el concurso eólico de las islas con una empresa, Promotora de Recursos Eólicos 2004. Esa sociedad aparece en listado de finales del mes de junio con una deuda de 6,3 millones de euros. Guzmán, al tener supuestamente antecedentes penales, habría optado por pactar por si tiene problemas en su condena en Canarias. Promotora de Recursos Eólicos 2004 no es una empresa ajena al circuito. Es la sociedad investigada por el caso eólico canario.

  2. Enercon en la maraña de la CIA

    Explicación de funcionamiento de turbina del fabricante con sede en Mademburgo
    Explicación de funcionamiento de turbina del fabricante con sede en Mademburgo - ABC

    Enercon necesitaba crecer sí o sí en el mercado de Canarias al igual que en la UE. Las turbinas de Enercon no se comercializan en Estados Unidos por discrepancias de patentes. En 1998, Enercon desarrolló lo que pensó que era una invención secreta, lo que le permitía generar electricidad a partir de la energía eólica a un ritmo mucho más barato que antes.

    Sin embargo, cuando la compañía intentó comercializar su invención en los Estados Unidos, se enfrentó a su rival estadounidense, Kenetech, que anunció que ya había patentado un desarrollo casi idéntico. Kenetech luego presentó una orden judicial contra Enercon para prohibir la venta de equipos en EE.UU.

    En una revelación pública extraña, un empleado de la NSA, que se negó a ser nombrado, acordó aparecer en silueta en la televisión alemana para revelar cómo había robado los secretos de Enercon al pinchar teléfonos y redes electrónicas en Madegburgo. Los planos detallados de la invención de la compañía serían transmitidos a Kenetech.

  3. Efectivo y viento rasante

    Los acusados en la trama eólica canaria
    Los acusados en la trama eólica canaria - ABC

    A los técnicos de Canarias las turbinas de Enercon les gusta porque permite que sea rentable en vientos rasantes y no en altura. Los mayores operadores del sistema han concurrido a potencia eólica en 2016 con esa tecnología. Por ese motivo, se consideró que no era lógica la presencia de Enercon en la megaturbina de Arinaga (Gran Canaria) de la que tanto se ha hablado. Esa fue la tesis de Industria ara rechazar tecnología alemana en el sureste grancanario y sí potenciar la española, que generaría empleo en Navarra.

    Los técnicos canarios tienen mucho prestigio internacional porque han sacado partido a la eólica con escaso suelo. La previsión de 2044 ha permitido que sea una turbina de fabricación española la que está colocada en el Puerto de Arinaga.

    Enercon tampoco tendría interés porque no quería que un proyecto experimental acabase en fracaso por una cuestión de lógica de imagen. Enercon ha demandado a Siemens por infracción de patentes sobre controles de turbinas eólica. Hay en juego 5.000 mil millones en proyectos en el sector offshore del Reino Unido. La demanda la ha ganado Siemens que en Canarias tiene implantado el primero molino en el mar en España desde junio de 2018.

  4. Vilaflor y el helicóptero

    El aparato de Presidencia del Gobierno de Canarias estaba obsesionado por acabar con los problemas de apagones de luz en la isla de Tenerife y terminar arreglando el tema del cableado de Vilaflor, que llevó a 100.000 personas a las calles de Tenerife bajo el liderazgo de un alcalde del PSOE que, posteriormente, fue expulsado. Sin luz, no había licencias para construir hoteles.

    De las bases de ubicación de molinos se sabría donde colocar conectores a las redes. En diciembre de 2005 mientras la batería del móvil de Celso Perdomo se recalentaba por los pinchazos, Tenerife era asolada por el huracán Delta y Agaete perdía su «Dedo de Dios». Se destrozó todo el sistema energético de redes en Tenerife.

    Adán Martín tomó posesión en verano de 2003 y en octubre de ese año comenzó la subestación de Oroteanda. El 23 de diciembre de 2003, Adán Martín junto al consejero Luis Soria pactan con los alcaldes un trazado que se hizo público el enero de 2004.

    Susto en el aire

    Fueron en helicóptero ese mes de diciembre desde la Base Naval de Las Palmas. Cuando estaban recorriendo visualmente Vilaflor, el aparato se desequilibró y comenzó a descender. En el interior estaban Martín Menis, Soria López, el jefe técnico de gabinete en Industria, José Luis Jiménez, y un escolta. La pistola del escolta saltó de la chaqueta del agente y estuvo dando vueltas durante interminables segundos en aquella burbuja de hélices.

    El concurso eólico, ya estaba entonces perfilando su arranque. En febrero, los líderes locales de Arona, San Miguel y Vilaflor pidieron que la línea fuese paralela a la autopista que hace de eje terrestre de comunciación.

  5. Hasta el clero tendría las bases

    Hasta San Juan de Dios habría en Gran Canaria estado manejando información previa sobre el concurso eólico de las islas en 2004. Fue una de las entidades que los grupos de presión llamaron para hacer acuerdos a fin de optar a potencia eólica en 2005. Y es que ir asociados a entidades sin ánimo de lucro daba untos para poder ganar potencia.

    Así, entidades religiosas que son herederas suelo, intentaron optar a ganar. En todas las islas, alguna terminal sin ánimo de lucro estaba metida de lleno en el negocio eólico de Canarias.

    Asimismo, los empresarios que formaban parte del consejo de administración de la entonces emergente empresa pública ITC tenía datos de primera mano del negocio eólico por las encomiendas de gestión que existían desde hacía décadas.