En cinco años estará terminada la obra del anillo insular de Tenerife

En cinco años estará terminada la obra del anillo insular de Tenerife

ÁLEX HERRERA | SANTA CRUZ
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Ejecutivo canario se ha impuesto como reto tener finalizada la totalidad de la obra del anillo insular de Tenerife dentro de cinco o seis años. La hoja de ruta que se ha marcado la Consejería de Obras Públicas y Transportes es que esta infraestructura esté terminada en 2014 o 2015. «Son obras complicadas, pero nuestra intención es que esté lista en esa fecha», reveló ayer el consejero Juan Ramón Hernández.

En la actualidad, según explicó el consejero, se está ejecutando una parte importante del anillo insular: un tramo entre Icod de los Vinos y El Tanque, que tiene un coste de unos 160 millones de euros, y otro tramo entre Adeje y Santiago del Teide, con un valor que asciende a los 140 millones. El tramo entre El Tanque y Santiago del Teide, que incluye unas obras de tunelaje que alcanzan los 12 kilómetros, «se encuentra a punto de finalizar», indicó Hernández.

Siguiendo en Tenerife, Juan Ramón Hernández adelantó que las obras de la TF-1, autopista por la que circulan más de 100.000 vehículos, «van a buen ritmo y se calcula que la ampliación se abrirá el próximo 29 de julio».

En cuanto a las carreteras de Gran Canaria, el consejero indicó que la vía que une Puerto Rico con Mogán, que tiene un coste de unos 120 millones de euros, está en ejecución, así como la fase cuarta de la circunvalación, la de Arucas-Pagador y la de Pagador-Guía, mientras que está adjudicada (pero en trámites de expropiación) la que une Agaete-La Aldea.

El consejero de Obras Públicas y Transportes hizo balance ayer de los dos años que lleva al frente de esta Consejería del Ejecutivo canario. Dos años donde Hernández detalló que su departamento realiza en la actualidad 244 actuaciones de las que 54 corresponden a infraestructuras, 156 a carreteras y puertos y 34 a infraestructuras de transportes.

800 millones

Hernández aseveró que desde el comienzo de la legislatura hasta el pasado mes de diciembre, la Consejería contrató obras valoradas en 800 millones de euros y que en estos primeros seis meses del año «con las dos carreteras más emblemáticas: La Aldea-El Risco y la Vía Litoral de Santa Cruz de Tenerife, se le suman 124 millones de euros más de inversión».

Pero el consejero nacionalista hizo especial hincapié en el trabajo que está desarrollando el Ejecutivo canario para enmendar la modificación de la Ley de Puertos propuesta por el Gobierno de España, que pretende la desaparición de las bonificaciones vigentes en los puertos de Canarias.

En ese sentido, advirtió de que de mantenerse la propuesta del Gobierno central los precios «podrían subir en las Islas hasta un 400 por ciento, dada nuestra total dependencia en cuanto a la entrada de las mercancías necesarias para nuestra subsistencia y que proceden del exterior».