El cierre provocado por un accidente en el aeropuerto Reina Sofía afectó a 4.600 pasajeros

ACN/
Actualizado:

SANTA CRUZ. El cierre, durante cuatro horas, del aeropuerto Tenerife Sur-Reina Sofía ocasionado por el accidente que sufrió el viernes, un Boeing 737 de la compañía alemana Hapag Lloyd, que reventó las dos ruedas del tren de aterrizaje izquierdo, afectó a unos 40 vuelos. Aunque ninguno fue cancelado, 17 se desviaron a los aeropuertos de Tenerife Norte-Los Rodeos, Gando (Gran Canaria) y Mazo (La Palma); y 23 sufrieron retrasos. En total, 4.600 pasajeros tuvieron que esperar en la terminal o vieron cómo sus aviones eran desviados a otros aeropuertos.

En concreto, los vuelos desviados, en uno de los días de más tráfico del Reina Sofía, pertenecían a compañías nacionales e internacionales como Binter, GB Airways, Transavia, Spanair, Monarch o Martinair, entre otras. Los desviados hasta Los Rodeos fueron siete y procedían de Arrecife (Lanzarote), Gatwich, Newcastle, Glasgow, Sou-thamptom, Gando y Ámsterdam.

El aeropuerto de Mazo acogió dos vuelos de la compañía Martinair, procedentes de Amsterdam, mientras que el de Gando recibió ocho vuelos: de Belfast, Glasgow, Luton, Birmingham, Manchester, Maastricht, Amsterdam y Lilles, según han informado fuentes de Aena.