El 91 por ciento de las playas de las Islas son de buena calidad, según Bruselas

Casi el 98 por ciento del litoral del Archipiélago cumple con los criterios básicos establecidos por la Comisión Europea para practicar el baño.

Actualizado:

CANARIAS. El Ejecutivo comunitario publicó ayer en Bruselas su informe sobre la calidad de las aguas de baño en la Unión Europea, sobre la temporada 2002, cuyos datos indican que, de las 217 playas analizadas en Canarias, un total de 198, es decir el 91 por ciento, son zonas de baño de «buena calidad» según los requisitos de Bruselas.

Asimismo, la calidad del agua en otras 14 playas es «aceptable», mientras que en cinco es «insuficiente». Por tanto, incluyendo las playas cuya calidad del agua es aceptable, casi el 98 por ciento del litoral del Archipiélago cumple con los criterios básicos de Bruselas para practicar el baño. Según la Comisión europea, en España, el 98,3 por ciento de las playas son de buena calidad, aunque en el caso de las zonas de baño interiores este porcentaje es mucho más débil y desciende hasta el 85,1 por ciento.

De las cinco zonas de baño en Canarias donde la calidad del agua es «insuficiente», cuatro pertenecen a la provincia de Las Palmas: Playa de Bocabarranco en Gáldar, Gran Canaria; y las playas del Castillo de San Ginés y La Arena en Arrecife y El Ancla en Teguise. La quinta zona de baño cuya calidad del agua es insuficiente corresponde a una de las playas de la Avenida del Emigrante en Tazacorte (La Palma) donde se ha constatado un retroceso en el cumplimiento respecto a la temporada anterior.

Diez evolucionan negativamente

Otras diez playas del Archipiélago han evolucionado negativamente al comparar los datos de 2001 y 2002, lo que ha provocado que la calidad de sus aguas pase de ser «buena» a ser simplemente «aceptable».

Todas estas zonas están en la provincia de Las Palmas y corresponden a las playas de: San Andrés en Arucas, Las Alcaravaneras en Las Palmas de Gran Canaria, El Hombre, Hoya del Pozo y La Garita en Telde, todas en la isla de Gran Canaria; Muelle Viejo en La Oliva, Fuerteventura; y, Muelle Pescadores en Arrecife, Las Caletas y Bastián en Teguise y Playa Grande en Tías, situadas en Lanzarote.

La peor situación se registró en Lanzarote, donde se analizaron un total de 44 playas de las cuales tres playas tienen una calidad del agua insuficiente y en otras tres ha disminuido.