Un perro de vigilancia en el Museo Hermitage en San Petesburgo esta Semana Santa
Un perro de vigilancia en el Museo Hermitage en San Petesburgo esta Semana Santa - ABC

Canarias pierde la opción de acoger el Museo Hermitage

El puerto de Barcelona tramita la creación de la subsede del famoso museo de San Petersburgo (Rusia)

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El puerto de Santa Cruz de Tenerife ha perdido la opción de acoger el futuro Museo Hermitage en la ciudad, después de que el puerto de Barcelona haya admitido a trámiteeste mes de abril la solicitud para construir dicho equipamiento en el ámbito de la Nova Bocana, en el Port Vell, lo que supondría una inversión privada superior a los 50 millones de euros.

Esta medida estaba siendo conducida bajo estricto control por Ricardo Melchior siendo presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife. Coalición Canaria (CC) sacrificó a Melchior en 2018 al frente de la entidad para garantizarse el respaldo del PP al Ayuntamiento de La Laguna, en Tenerife, según ha afirmado esta semana Melchior. Esta Semana Santa el BOE publica la solicitud de suelo en Barcelona para Hermitage.

Accomar

Un portavoz de la Asociación Canaria de Cultura Marítima (Accomar) lamentó el pasado viernes la decisión. «Lo que ha pasado es lógico pero es lo que pasa cuando estamos en Belén con los pastores, es lamentable, al menos se hizo un trabajo excelente al mantenerlo callado, fuera del debate político de partidos hasta que hubiese mayores avances, y eso es encomiable»

Hay un estrecho margen en las islas porque los responsables han advertido, no obstante, de que el proyecto solo será una realidad en Barcelona si cuenta con la complicidad del ayuntamiento. Dallas y Londres rechazaron el proyecto. Y el Ayuntamiento de Barcelona no ha dado todavía el salvoconducto institucional.

«Ni Dallas ni Londres, el lugar perfecto era Canarias y Barcelona ha hecho bien su trabajo. Por tradición portuaria con Rusia y porque se precisa elevar la oferta cultural, Canarias era el lugar perfecto por la conexión histórica con nuestro insigne Agustín de Betancourt y Molina», dijo un portavoz de Accomar.

Y es que la plaza Alejandro I, en el centro de la plaza del Hermitage en San Petesburgo, la diseñó y ejecutó Agustín de Betancourt, que ocuparía en la Rusia imperrial un cargo similar al de ministro de Fomento.