Bryam Adams ofreció anoche un concierto en Gran Canaria, el único de su gira en España

Actualizado:

ERENA CALVO

LAS PALMAS. El cantante canadiense Bryan Adams aterrizaba en la mañana de ayer en el aeropuerto de Gando, en Gran Canaria, donde ofreció anoche un concierto en el Estadio de Siete Palmas, el único que dará en España en esta gira tras suspenderse el que había previsto la organización en Málaga. Adams presentó anoche en el concierto su último trabajo Room Service, editado el pasado año. Un concierto organizado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el Cabildo insular y la Fundación Auditorio.

A pesar de no haber comparecido ante los medios de comunicación a su llegada a la isla, Bryan Adams contestó días antes a las preguntas de los periodistas y vaticinó que el público lo pasará «a tope» en el concierto. Además, explicó que Room Service es una colección de canciones escritas y grabadas de gira. «La idea surgió -dice- porque no tenía tiempo para ir al estudio de grabación, así que metimos el estudio en unas maletas y lo montamos en cada hotel que nos encontramos. Toda la grabación esta hecha en Europa».

Gran expectación

La llegada de Bryan Adams al Archipiélago despertó una gran expectación, y se llegó a vender el 80 por ciento de las entradas, de forma que estaba previsto que más de 16.000 personas se diesen cita en el Estadio de Siete Palmas para disfrutar de los nuevos temas del canadiense, así como de sus éxitos ya consolidados. Se trata de un concierto sin parangón en Canarias, sólo comparable al de Michael Jackson en Tenerife en 1993, por la asistencia y el despliegue de medios en un recinto cerrado.

Adams viajó a Gran Canaria con un equipo técnico formado por once persona, y cinco músicos. Además, para los conciertos dispone de un dispositivo de sonido de 50.000 vatios, que genera cien decibelios en el área del público. La iluminación, sobria y eficaz, cuenta con una potencia de 200.000 vatios en el área del escenario, que en este caso medía 350 metros cuadrados.

Más de 25 años de carrera

Los adictos al «chico bueno» del rock adulto se encontraron con un Adams que cuenta ya con más de 25 años de carrera. El canadiense, que nació en Ontario en 1959, comenzó sus estudios de piano a los quince años, edad en la que también se integró en la banda Shock, y poco más tarde en Sweeney Todd, con quien grabó su primer álbum If Wishes Were Horses.

En 1977, y tras conocer a Jim Vallance, empezó a escribir canciones para artistas de la talla de Joe Cocker, Bonnie Tyler, Kiss o Tina Turner. En el año 1980 lanzó al mercado su primer álbum, Bryam Adams, al que siguieron You want it, you got it en 1981, Cuts like a knife en 1983, con el que consiguió su primer disco de oro y entrar en el Top 10 de las listas americanas, y Reckless en 1984, con el que ganó tres premios Juno a la mejor composición, vocalista y productor del año. Con más de quince trabajos discográficos, también ha colaborado como letrista y músico con artistas como Luciano Pavarotti, Celine Dion, o Rod Stewart.