Bizcochos de Moya: una historia canaria de mujeres que emprenden

Hace más de cien años, de un error surgió uno de los productos más admirados por los grancanarios

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Buena parte del tejido empresarial que hay en Canarias está protagonizado por mujeres. En los casos históricos de éxito, se trata, fundamentalmente, de ideas centenarias surgidas de la casualidad y a la que se ha añadido esfuerzo familiar con el ojetivo de evitar la exclusión social.

Una de ellas son los bizcochos de Moya, que también son conocidos por los esfuerzos del Patronato de Turismo de Gran Canaria por dar a conocer los productos típicos de la isla.

El Cabildo de Gran Canaria, por ejemplo, recomienda visitar este tipo de empresas históricas en un intento de potenciar la experiencia del visitante en los destinos del interior de la isla.

Entre esas emprendedoras centenarias, está una idea de Manuela, una señora que, con cincuenta años de edad, producto de la pobreza, se dedicó a vender una serie de bizcochos. La red de solidaridad de otras mujeres funcionó porque le aportaban los ingredientes para que ella ejecutara las peticiones.

Mandan ellas

De Moya surge otra emprendedora que ha dado este municipio del norte de Gran Canaria. Juana Rodríguez que fundó Turrones La Moyera. Para vender se ayudaba de un revólver Colt 45. Manejaba los negocios como nadie y, aunque se casó con un hombre de Arucas obligó a que sus hijas Lola, Elisa y Candelaria nacieran en Moya.

A la solidaridad de las clientas del municipio se añadió el horno de la única panadería existente, que prestaba espacio para que Manuela pudiera ganarse la vida. Un día, sus bizcochos se quemaron y empleó crema evitar que se viera el error. Tampoco era mucho. Simplemente, fue por darle una apariencia original.

La idea salió bien. Porque aprendió una cosa: todo salía mejor si horneaba dos veces. En la primera ronda, bizcocho esponjoso. En la segunda vuelta, con brocha de merengue en mano, aparece un bizcocho seco, que es lo que se ha hecho famoso en Canarias.