Las aves que llegaron a América tras la Conquista de Canarias

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La Conquista de Canarias generó que los Reyes Católicos tuvieran en las islas la despensa perfecta y el apoyo de los isleños para abordar el crecimiento del Imperio español. El papel de la ganadería de las islas fue clave en la Conquista posterior de América. Entre 1518 y 1520 un total de 11.000 canarios llegaron a Florida. Otras zonas pobladas por canarios son Cumaná, Campeche, Antillas Mayores y Venezuela.

Cristóbal Colón, en 1492, cuando parte de La Gomera, se hace con «becerros, cabras, cerdos y gallina de Canarias», según consta en unar carta del Almirante al Tesorero Santángel explicando la Misión del Nuevo Mundo.

Fernando Colón relata en «Historia del Almirante don Cristóbal Colón, Historiadores primitivos de las indias occidentales (Madrid, 1749): «Las Canarias, en fin, se convirtieron en punto base de referencia, desde el que se medía y calculaba la situación de las flotas en el Océano y hasta la de las tierras descubiertas».

Genotipo

«Se han multiplicado todos los puercos que hasta hoy ha habido y hay en todas las indias y que han sido y son infinitos; metieron gallinas también compradas en Canarias, simiente de donde todo lo que hoy hay de Castilla ha salido, lo mismo de las pepitas y simientes de naranjas, limones, cidras, melones y de toda hortaliza», señala.

Precisamente, el papel de las gallinas en la Conquista de Canarias era clave para alimentar a la población. Este 2018, los expertos analizan la cadena de ADN de las gallinas que hay en las islas para poner en marcha la incorporación de una raza insular. De las islas ha llegado a América cosas como las vacas texanas o el cerdo negro.

El origen de la raza de gallina del archipiélago podría situarse en estas aves desde el sur de la Península Ibérica, en concreto de Andalucía y Portugal, que desembarcaron en las islas durante la Conquista y cuya mezcla ha ido configurando una variante diferenciada adaptada a las condiciones insulares.

Los investigadores afirman que tendrían un genotipo propio que se distingue por su rusticidad, resistencia a las enfermedades y a la escasez de alimento, y su capacidad de buscarlo libremente por el campo.

El presidente de la Asociación de Criadores, Antonio Morales, afirma que en Canarias hay unos 120 ganaderos especializados en este tipo de aves y se han censado unas 1.500 gallinas y 500 gallos «que cumplen el patrón», pues se descarta incluir en esta denominación a los ejemplares productos de razas cruzadas.