De aquellos bimbaches a estos piñeros

La zona de El Pinar es una de las más antiguamente pobladas de las Islas. Sus primeras casas aparecieron casi junto con la Conquista, pero el lugar también había sido lugar elegido para vivir por los

Actualizado:

La zona de El Pinar es una de las más antiguamente pobladas de las Islas. Sus primeras casas aparecieron casi junto con la Conquista, pero el lugar también había sido lugar elegido para vivir por los herreños más antiguos, los bimbaches, como se conoce a los aborígenes, de los que buena huella se puede comprobar en El Julan, un conjunto arqueológico y etnográfico que encierra un «tagoror» (asamblea) y varios ejemplos de escritura de raíz bereber. La historia de El Pinar ha estado siempre ligada a la economía y comercio del sur de la isla, como el segundo núcleo poblacional detrás de Valverde, la capital insular.

Pero cuando en 1912, y por mandato de la Ley de Cabildos, que obligaba a tener, como mínimo, dos municipios por isla, se creó un segundo ayuntamiento, los habitantes de El Pinar se sintieron desplazados cuando la elección correspondió a Frontera, muy por detrás de ellos en cantidad de población y en importancia. Así fue que tuvieron que pasar 95 años para que aquella decisión, que dejó a los piñeros dolidos por haber sufrido una postergación, fuera reparada con la constitución, ayer, del nuevo Ayuntamiento.