Uno de los dispositivos especiales de seguridad en distintas zonas de Canarias de la Policía por los Finaos
Uno de los dispositivos especiales de seguridad en distintas zonas de Canarias de la Policía por los Finaos - ABC

Algunos sucesos de Canarias de este dos noviembre

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Un grupo de cinco personas agredió a un hombre en el parque de La Granja, en Santa Cruz de Tenerife, para robarle la cartera. Debido a la violencia sufrida, la victima perdió un diente. Tras investigación policia llos presuntos autores fueron detenidos.

De otro, cuatro hombres han sido detenidos en Arrecife acusados de robar en una vivienda, de la que sustrajeron joyas y dinero en efectivo, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

La investigación se inició tras la denuncia de un hombre en la que manifestaba que habían accedido a su vivienda forzando la puerta de la misma, y le habían sustraído varias joyas y 700 euros en efectivo, se indica en un comunicado.

Los agentes policiales identificaron y detuvieron a cuatro hombres, de edades comprendidas entre los 27 y 40 años de edad, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza.

Telde

Dos menores de 17 años han sido detenidas en Telde (Gran Canaria), acusadas de vender por 300 euros una falsificación de un teléfono móvil de gama alta, así como al comprador que lo revendió tras comprobar que había sido una estafa, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

Las dos menores arrestadas vendieron una falsificación de un teléfono móvil cuyo valor de mercado asciende a 1.000 euros, se indica en un comunicado. La investigación se inició tras la denuncia de un hombre manifestando que, tras comprar un teléfono usado de gama alta a través de una página de internet de compraventa de artículos de segunda mano a cambio de 450 euros, se había percatado de que en realidad se trataba de una falsificación.

Los investigadores policiales identificaron al presunto autor de los hechos, quien a su vez había sido engañado por dos jóvenes de 17 años de edad, a las que compró el terminal creyendo que se trataba de un móvil original. Estas menores le vendieron en primera instancia por 300 euros una falsificación de un terminal móvil de gama alta cuyo valor en el mercado ascendería a 1.000 euros.

Finalmente y tras comprobar que todos ellos habían vendido el mismo terminal a sabiendas de que se trataba de una falsificación, los funcionarios policiales procedieron a su detención como presuntos autores de delitos contra la propiedad industrial y estafa.

Fuerteventura

El Equipo Territorial de Policía Judicial (ETPJ) de Gran Tarajal (Fuerteventura) detuvo el 19 de octubre a una mujer y un hombre de iniciales W.P.E. y E.S.G., como presuntos autores de delitos de estafa y falsedad documental, al solicitar a una persona demandante de empleo dinero por adelantado para la obtención de un título de un curso, previo y obligatorio para conseguir el trabajo.

Según informa la Guardia Civil en una nota de prensa, la investigación comenzó con la denuncia de la empresa para la cual supuestamente los detenidos se valieron para acreditar el falso curso, informando de la particularidad de los hechos e interviniendo para que los agentes pudieran contactar con la víctima de la estafa.

Así, los guardias civiles observaron como los detenidos, tras anunciar en Internet una oferta de trabajo y ponerse en contacto con ellos la víctima, le explicaron a ésta que antes de obtener el empleo era necesario finalizar un curso de riesgos laborales.

Siguiendo con la estafa, los detenidos le ofrecieron antes de terminar el curso, siempre a través de mensajería instantánea telefónica, el título en concreto a cambio del ingreso de 120 euros en una cuenta bancaria, a lo cual la víctima accedió, recibiendo incluso un supuesto título por correo electrónico a nombre de un centro de la isla. Por su parte, una vez que la víctima se dio cuenta de la estafa, se puso primero en contacto con el centro afectado, cuyos representantes legales denunciaron rápidamente la estafa.

Tras reunir los suficientes indicios policiales para el esclarecimiento del delito, los agentes identificaron y detuvieron a W.P.E. y a E.S.G. como presuntos autores de los delitos referidos, quedando a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Puerto del Rosario.