El accidente del vuelo JK5022 de Spanair fue por más de una causa, según los afectados
ACFI PRESS Imagen de varios de los afectados por el Vuelo JK5022 de Spanair

El accidente del vuelo JK5022 de Spanair fue por más de una causa, según los afectados

ACN | LAS PALMAS
Actualizado:

La Asociación de afectados del vuelo JK5022 anunció ayer que «sabe o intuye» que «no fue una sola causa» la que motivó el accidente del vuelo de Spanair el pasado 20 de agosto durante la maniobra de despegue en el aeropuerto de Barajas y que provocó 154 víctimas mortales. El presidente de la junta directiva provisional, Federico Sosa, explicó que el objetivo último es saber «cómo y por qué» se produjo el siniestro para que «hechos similares no vuelvan a producirse». Sosa destacó que «el cuánto vendrá después y nos importa muchísimo menos, porque no hay dinero en el mundo que repare una sola de las vidas» sesgadas tras el accidente.

Sosa recordó que al personarse la asociación como acusación particular en la causa abierta por el juzgado número 11 de Madrid, pueden «contribuir a que hechos como el ocurrido no se repitan».

«Respetamos las decisiones que ha ido adoptando el juez», pero «allí donde creamos que tenemos que hacer observaciones o ejercer nuestros derechos, como en el peritaje, como acusación particular, lo haremos». En cuanto a las causas abiertas en Estados Unidos, Sosa anunció que «está en estudio» el que la asociación se persone. «Si no sabemos quiénes son los causantes, para qué aventurarnos», afirmó.

«No tenemos prisas», dijo, aunque sí pidió «prudencia» ante la actuación de algunos bufetes de abogados norteamericanos que «se definen por sí solas», añadió, destacando además la «presión» a la que algunos sometieron a los familiares. «Por sus hechos los conocerás», añadió aunque la asociación «respeta las decisiones de las familias».

«Algo se ha conseguido ya», destacó el presidente de la junta directiva provisional al referirse a la Directiva Comunitaria emitida el pasado día 29 por la Agencia Europea de Seguridad Aérea que obliga a las compañías que utilizan aviones similares al siniestrado a que los «slaps» o sistema de frenado no estén activados durante el despegue y a que se activen obligatoriamente los sistemas de alarma si eso ocurre.

También reconoció que el hecho de que haya habido muchos casos de aviones que regresan en pleno vuelo tras despegar se debe a que «tras el accidente hay una mayor sensibilidad y un mayor estado de alerta», porque «si no hubiera ocurrido el accidente, no habría habido tanta repercusión mediática» posteriormente, concluyó.