La droga incautada por la Policía Nacional y Local de Arrecife.ABC

Un accidente con su coche conduce a la Policía a descubrir 50 kilos de hachís

Tras sufrir un accidente, Adrián F.M., con antecedentes policiales, fue detenido por la Policía tras hallar en su coche y su casa 50 kilos de hachís

ABC
Actualizado:

CANARIAS. Un accidente de circulación permitió a la Policía Nacional y a la Policía Local de Arrecife la detención de Adrián F.M. de 27 años, y la incautación de 50 kilos de hachís.

Los hechos se produjeron el pasado 26 de mayo, cuando el detenido, acusado de un delito contra la salud pública y siete detenciones previas en los archivos policiales, sufrió un accidente de tráfico. Tras ser identificado por los agentes de la Policía Local, Adrián F.M. aportó un permiso de conducir internacional falso expedido en Colombia, al tiempo que manifestaba a la Policía no haber estado jamás en aquel país suramericano.

Hallada una agenda

Además, la Policía Local comprobó que el vehículo que conducía el detenido no era de su propiedad y carecía de la documentación necesaria. Ante estos hechos, los agentes procedieron al registro del vehículo y cual no sería su sorpresa, cuando hallaron en el interior del maletero una pastilla de hachís, de unos doscientos cincuenta gramos.

En el registro, la Policía también se incautó de una agenda con diversas anotaciones por parte del detenido, así como dos cuchillos, uno de ellos de considerables proporciones.

Pero las hallazgos no acabaron ahí. Oculto bajo la plantilla de la zapatilla de deporte que calzaba el detenido, los agentes locales encontraron dinero en efectivo, alrededor de 1.853 euros, todo ello en billetes de diverso valor nominal.

Registro domiciliario

A partir de ese momento, el detenido fue puesto a disposición de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, cuyos funcionarios se hicieron cargo de la investigación, que fue puesta a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife.

Tras el hallazgo realizado en el vehículo del detenido, los agentes de la Comisaría de Arrecife iniciaron las correspondientes gestiones judiciales para realizar un registro domiciliario, conocidas previamente las presuntas actividades ilícitas llevadas a cabo por Adrián F.M.

Tras la preceptiva autorización del juez, los agentes entraron en el domicilio del individuo y allí encontraron 159 pastillas de hachís, con un peso total de cuarenta y ocho kilos, así como diverso material para el embalaje de las dosis de droga y dos balanzas de precisión para el peso de la misma.

También hallaron diversas anotaciones manuscritas en relación con su actividad ilegal en el mundo de la venta y tráfico de estupefacientes en las Islas.

Según la Policía, el detenido pretendía introducir el hachís en el marcado ilegal del Archipiélago para distribuirlo en pequeñas dosis dirigidas al consumidor final.