Familias ante la Embajada de España en Kiev, Ucrania
Familias ante la Embajada de España en Kiev, Ucrania - Nathalie Maat

45 familias atrapadas en Ucrania por la gestación subrogada

Acusan al Gobierno de dejarles en el limbo jurídico por la decisión de la ministra de Justicia, Dolores Delgado. de cambiar la norma sin tener en cuenta a las familias que estaban en Ucrania previamente

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Una madre de las islas Canarias, Nathalie Maat, se encuentra perdida en un laberinto jurídico en Kiev (Ucrania) junto a más de 45 familias de nuestro país porque Madrid no reconoce a su niña como hija de español al haber recurrido a la gestación subrogada. Está atrapada con Rocío, nacida en febrero. «Y es esto es solamente en un hospital, hay más casos», denuncia. En pocos meses sumarían 100 familias solamente en su centro clínico contratado.

Maar explica que su hija nació el cinco de febrero y, dos semanas antes, la Dirección General de Registro y Notarios en España alcanzó un acuerdo con asociaciones de gestación subrogada, abogados especialistas y miembros de la Fundación de Derechos Humanos para que el proceso de inscripción de los niños se realizara mediante la prueba de ADN, tal y como se hacía hasta la fecha, al considerarse que «era el correcto, el adecuado y el que más protegía a los menores».

Pero el Gobierno cambió la norma de entrada de los nacidos en España desde Ucrania por este método sin tener en cuenta a las familias que, con anterioridad, estaban presentes en el país. Maat afirma que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, no debe recordar que «un embarazo dura nueve meses».

«Esto es una maniobra política, para buscar votos»

El bloqueo en Rocío en Kiev, a pesar de ser al 99,9 por ciento hija de español de acuerdo con las pruebas oficiales de ADN, y que ella es nacida en España, se debe a que el Gobierno ha variado la norma de forma unilateral. Tras la instrucción dada por la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en febrero de este 2019, la niña no puede salir del país. Maat solicita a las autoridades que «hagan algo» para sacarlos de allí.

Afirma que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictaminado el pasado 10 de abril que la prioridad es la atención al menor.

Sin embargo, añade, la ministra Delgado «tumba instrucción» del el 16 de febrero, «alegando en televisión que lo hace ella personalmente, por una decisión unilateral», ejecutando una nueva instrucción, que se publica en el Boletín Ocial del Estado (BOE) el 21 de febrero 2019, y con la que se cambia la forma de registro de los niños, ya que obliga a hacerse «por vía judicial, sin ninguna moratoria».