La falsa «lluvia artificial» que asoló Canarias hace 30 años

Fue una «gota fría» y los políticos le echaron la culpa a un supuesto experimento para no dimitir

Las Palmas de Gran Canaria Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Este mes de febrero se cumplen 30 años de la tromba de agua que obligó a dejar en alerta roja la ciudad de Las Palmas. Las autoridades de aquella época (PSOE y CDS) le echaron la culpa a una supuesta lluvia artificial. Eso no ocurrió nunca. Fue una «gota fría» al oeste de Canarias, de acuerdo con los datos de Aemet.

Quizás fue la forma de eludir responsabilidades ante el alto número de chabolas y ausencia de redes de saneamiento que provocó daños por cerca de nueve millones de euros. Las chabolas las comenzó a quitar el PP en 1995 con Jorge Rodríguez como concejal de Urbanismo.