PROPUESTA DE CONTRATO DE INTEGRACIÓN

Camacho quiere el retorno de los inmigrantes sin trabajo

M. J. C.
BARCELONA Actualizado:

El PP se desplazó ayer al municipio de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) para explicar sus propuestas en materia de inmigración, que pasan principalmente por un contrato de integración en el que se establecen los derecho y deberes de este colectivo. Entre los compromisos de este documento, que ayer presentó la líder del PPC y candidata a la presidencia de la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho, destaca el regreso del inmigrante a su país «si por un espacio de tiempo se queda sin trabajo y no tiene oportunidades de ganarse la vida». Respecto a este punto, la dirigente popular precisó que «se debería abrir un debate para consensuar entre todas las fuerzas políticas cuál sería este espacio de tiempo para el retorno voluntario del inmigrante a su país».

«Este contrato sería un compromiso adquirido en el permiso inicial de residencia y trabajo, y un requisito indispensable en la renovación cuando el inmigrante manifieste su intención de adquirir una estabilidad en la sociedad de acogida», dijo.

Cumplir las leyes y respetar los valores y costumbres españolas, así como pagar impuestos y aprender los idiomas oficiales son, en síntesis, los compromisos del extranjero que, según el PP, deberá trabajar activamente por integrarse en la sociedad. Como se sabe, el PP ha sido especialmente activo en la petición de que se prohíba oficialmente el uso del «burka». Según la presidenta de los populares catalanes, «el contrato de integración es un instrumento para ayudar a ordenar la inmigración que está dando muy buenos resultados