ENCUESTA DE CASA SEFARAD

Uno de cada tres españoles reconoce ser antisemita

MADRID Actualizado:

En España hay antisemistismo, pero no tanto como se ha afirmado desde algunos organismos internacionales. Esa es la conclusión a la que ha llegado la primera encuesta realizada en nuestro país sobre la actitud de los españoles ante los judíos, que ayer fue presentada por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, junto al director de Casa Sefarad-Israel, Diego de Ojeda, y al presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Jacobo Israel.

El sondeo, encargado por Casa Sefarad y realizado por la empresa DYM, revela que un 34,6 por ciento de los españoles —es decir, más o menos uno de cada tres— confiesa tener una opinión desfavorable sobre los judíos, lo que supone un descenso de entre diez y doce puntos sobre los datos que ofrecían organismos como el PEW Global Attitudes, en 2008 o la Anti Defamation League, en 2009.

Aunque Moratinos destacó que estos resultados permiten contrarrestar la opinión de que España es antisemita o antiisraelí, Jacobo Israel, subrayó que se trata de un porcentaje demasiado elevado, teniendo en cuenta que la colectividad judía española representa menos de un uno por mil de la población. Además, dijo que en España hay más antisemitismo en los medios de comunicación que en la opinión pública.

Esos planteamientos antisemitas son, según explicaron los intervinientes, más declarativos que activos, es decir que, en la mayoría de los casos no pasan de ser manifestaciones en contra de los judíos, pero, normalmente, no se traducen en ataques, agresiones o discriminaciones.

Diego de Ojeda subrayó también que los prejuicios que susbsisten en España contra los judíos están en buena medida vinculados a las actuaciones del Gobierno de Israel en el conflicto de Oriente Próximo.