Albert Rivera durante el acto de Ciudadanos celebrado esta mañana en Palma de Mallorca - Twitter @CiudadanosCs

Albert Rivera denuncia en Palma las políticas «identitarias» y «de exclusión» de Francina Armengol

El ex alto cargo socialista balear Joan Mesquida ha sido uno de los participantes en el acto de la plataforma «España Ciudadana» celebrado en la capital isleña

Palma de MallorcaActualizado:

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha denunciado este domingo en Palma las políticas «identitarias» y «de exclusión» del Gobierno balear, que preside la socialista Francina Armengol con el apoyo de MÉS por Mallorca, MÉS por Menorca y Podemos. Rivera ha participado en el acto convocado en la capital isleña por la plataforma «España Ciudadana», que también ha contado con la presencia del ex primer ministro francés Manuel Valls y el ex alto cargo socialista balearJoan Mesquida. Durante el acto, ha habido asimismo críticas hacia el presidente de la Generalitat, el independentista Quim Torra.

«Los secesionistas que dirigen el Gobierno de la Generalitat tienen que saber que no hemos estado luchando 50 años contra ETA, con 853 muertos, para que ahora consigan en un despacho lo que tanta sangre derramada costó», ha afirmado Mesquida. Cabe recordar que el pasado 1 de abril dicho político isleño anunció que se había dado de baja del PSOE, tras 32 años de militancia. A lo largo de su dilatada trayectoria profesional, Mesquida ha ocupado relevantes cargos. Así, con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente, fue, sucesivamente, director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, director general de la Guardia Civil, director general del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, y secretario de Estado de Turismo.

En clave política regional, Mesquida fue consejero de Hacienda del Gobierno balear entre 1999 y 2003. En dicha legislatura, Baleares estuvo presidida por vez primera por un socialista, Francesc Antich, que volvería a repetir en el cargo en el mandato 2007-2011. Mesquida siempre formó parte de la línea más moderada del PSOE balear, alejada del sector del partido más proclive a posiciones nacionalistas. «Yo me defino y me he definido siempre como un patriota, una persona que cree que España garantiza que todos los españoles tengan los mismos derechos y obligaciones, vivan donde vivan», ha afirmado Mesquida esta mañana en el acto celebrado en el Parque del Mar, ante cientos de personas. Asimismo, ha defendido «una España que me permite elegir en libertad y que no me adoctrina».

Durante su alocución, también ha señalado que «el patriota es integrador, en cambio el nacionalismo desprecia lo que tiene enfrente, con el tramposo "Madrid nos roba"». Mesquida ha abogado además por «una España donde uno puede expresarse en la lengua que quiera, sin imposiciones, sin marginaciones», para preguntarse a continuación: «¿Alguien entiende que pueda estar marginada una lengua que hablan casi 500 millones de personas en todo el mundo?».

Defensa de la Constitución

«En Baleares, como en Cataluña, el País Vasco o Galicia, se hablan diversos idiomas», ha recordado, por su parte, Valls. «Apostáis aquí por el mallorquín, como en Cataluña se ha apostado por el catalán», ha añadido el político francés, que se ha expresado a continuación en mallorquín: «Un idioma està fet per dialogar, per respectar, per entendre a l'altre, no per dividir, no per separar» («Un idioma está hecho para dialogar, para respetar, para entender al otro, no para dividir, no para separar»). En ese contexto, Valls ha afirmado que un idioma «no puede servir» para «tener una visión racista, supremacista y pequeña de la sociedad».

El ex primer ministro galo también ha hecho una defensa de la Constitución española y de los actuales niveles de descentralización de las distintas autonomías. «Un nivel que no existe en otros países de Europa», ha destacado. «Siempre se pueden hacer reformas, a condición de que sean pactadas», ha proseguido Valls, para recalcar: «Pero la independencia de un territorio no está prevista en la Constitución». En ese sentido, ha criticado los posicionamientos nacionalistas excluyentes. «Cuando quieren imponer su visión supremacista, cuando quieren romper España, están preparando, de otra forma, por supuesto, las guerras», ha enfatizado.

A continuación, ha intervenido por último Rivera, que en diversos momentos ha sido interrumpido por los asistentes con gritos de «¡presidente, presidente!». Según el líder de Cs, para poder ser «ciudadanos libres e iguales» hay que «poder ser médico en cualquier lugar de España sin pedir perdón, sin tener que irte de tu lugar de trabajo». En esa misma línea, ha añadido que «ser patriota es que te atiendan en cualquier lugar de España con tu tarjeta sanitaria o que puedas ser educado en la lengua común junto a las lenguas cooficiales en cualquier lugar de España, o que puedas ser funcionario en cualquier lugar de España». Ese es «el modelo de nación» que Cs defiende, una nación «de libres e iguales».

Críticas al nacionalismo

Rivera también ha señalado que España «es uno de los pocos países del mundo en donde en algunas zonas de España no puedes estudiar en tu lengua común». En ese contexto, ha criticado las políticas lingüísticas en materia educativa o en la sanidad de Armengol. «Aquí en Baleares, desgraciadamente, el gobierno de la señora Armengol y el Partido Socialista le han comprado toda la milonga a los nacionalistas», ha afirmado Rivera. A su juicio, en las Islas «están haciendo exactamente lo mismo, están haciendo políticas identitarias, políticas de exclusión, cuando, realmente, la mayoría de ciudadanos en Baleares no apoyan esas políticas».

«Lo que tenemos que hacer los constitucionalistas es combatir intelectual, política y socialmente al nacionalismo», ha indicado también el líder de la formación naranja. «Nunca más nos van a decir que la manera de conllevar o de apaciguar al nacionalismo es seguir haciendo lo mismo», ha dicho, circunstancia que obligaría a escoger «si queremos ser de manera ingenua una nación de naciones —en crítica velada al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez— o si queremos ser una España de ciudadanos libres e iguales». Asimismo, ha criticado al igual que Valls y Mesquida la situación política que se está viviendo en Cataluña.

Han participado también en el acto de esta mañana de la plataforma «España Ciudadana» la presidenta de la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Alcer) de Baleares y de la Asociación de Diabéticos de las Islas Baleares (Adiba), Manuela de la Vega, así como la profesora Verónica Álvarez y la regatista isleña Margarita Alba, subcampeona de Europa femenina de 420.