Belloch paga dos millones para que le aconsejen cómo ahorrar

Una consultora se encargará de ello, mientras el PP considera el caso un «escándalo de dimensiones brutales»

ZARAGOZA Actualizado:

El alcalde de la capital aragonesa, el socialista Juan Alberto Belloch, ha decidido contratar a una consultora internacional para que le aconseje cómo reducir la abultada deuda de las arcas municipales. La situación financiera y económica del Ayuntamiento es límite, con una deuda que supera los 800 millones de euros. El Consistorio zaragozano, desde hace años, gasta mucho más de lo que ingresa, lo que le ha llevado al borde del precipicio. Se ha enfrascado en grandes proyectos —como la Expo, que acumula deudas millonarias, o la construcción del tranvía— que se escapaban de sus posibilidades y ahora se pagan las consecuencias.

Ayer, el consejo de Gobierno de la ciudad, ahogado por el déficit, dio luz verde a la adjudicación del servicio de «asesoramiento técnico para la optimización del gasto externo del Ayuntamiento de Zaragoza», con una duración de 36 meses. Es decir, se aprobó que durante los próximos tres años sea una empresa externa al Ayuntamiento la que le marque a Belloch las pautas de ahorro.

La empresa que se encargará de llevar a cabo este asesoramiento financiero es la consultora internacional Pricewaterhouse Coopers. Su trabajo consistirá en estudiar y desarrollar iniciativas que favorezcan el ahorro municipal y puedan mantenerse a largo plazo. Las medidas que proponga «no pueden contravenir los intereses públicos de la actividad municipal». Es decir, se tiene que ahorrar sin que se produzca una merma de personal, de calidad del servicio o de las coberturas que se prestan. Esta consultoría le costará al Ayuntamiento un máximo de dos millones de euros, siempre y cuando se logre ahorrar al menos 20 millones.

Esta decisión llega después de que el Equipo de Gobierno municipal decidiera unilateralmente, el verano pasado, sacar a concurso público este servicio. Lo hizo de espaldas a la oposición, que se enteró de las intenciones del alcalde una vez que las bases del concurso se publicaron en internet.

La adjudicación se aprobó ayer de la misma forma, sin pasar por el pleno y desoyendo las críticas del PP, que cuenta con 15 de los 31 concejales que conforman el consistorio zaragozano. Los populares aseguran que esta adjudicación es «un escándalo de dimensiones brutales».

Falta de agallas

En opinión del PP esta decisión es el «reconocimiento de la incapacidad» para gobernar de Belloch, que tras asegurarse un escaño en el Senado en las pasadas elecciones de noviembre ha sido designado por el PSOE coordinador en la comisión de Entidades Locales de la Cámara Alta. El concejal popular en el Consistorio zaragozano Sebastián Contín considera que el alcalde «no tiene agallas para tomar decisiones drásticas y prefiere que sea un tercero quien le indique de dónde tiene que recortar».

«Es difícil gobernar en tiempos de crisis y Belloch, con decisiones como esta, demuestra que no tiene un proyecto para afrontar una situación económica tan complicada». En el caso del Ayuntamiento de Zaragoza, las cuentas públicas son «un completo desastre». Según Contín, «cualquier empresa que atravesara la situación económica que vive actualmente el Consistorio ya estaría liquidada».

El concejal popular recuerda que los zaragozanos votaron el cambio en las pasadas elecciones municipales. Sin embargo, «la izquierda se unió para que el PP no gobernara y ahora todos pagamos las consecuencias de un equipo de gobierno que, como queda demostrado, no sabe cómo afrontar la crisis».