Imágenes cedidas por Aragón TV
Sucesos

El vídeo del brutal apuñalamiento de un joven en plena calle en Zaragoza

Varios viandantes y policías se echaron sobre el agresor, que se aferró a su víctima y le asestó cinco puñaladas

ZaragozaActualizado:

Un joven de 28 años permanece ingresado en estado grave en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza tras el apuñalamiento que sufrió este domingo en una calle de Zaragoza y a plena luz del día. La rápida intervención de varios viandantes y policías evitó que siguiera acuchillándolo. El atacante había tirado al joven, se colocó sobre él y empezó a asestarle puñaladas. Los policías tuvieron que emplearse a fondo para arrastrarlo y quitárselo de encima a la víctima.

La pelea se había originado en un pub situado en la calle José María Lacarra de la capital aragonesa. Ambos se conocían y, de hecho, tenían relación profesional. El agresor, un francés de 34 años llamado Ian R. B., es el dueño del pub. La víctima, Luis Alejandro A.C., es un disc-jockey que había estado trabajando esa noche en el local.

Por causas que se investigan, entre ambos empezó una fuerte discusión que acabó con el apuñalamiento en la calle y a plena luz del día. Ocurrió a las diez de la mañana de este domingo. Los gritos de la víctima alertaron a un operario del servicio municipal de limpieza que acudió a socorrerlo y que intentó arrebatarle el cuchillo al agresor. Otros viandantes acudieron, pero el agresor siguió sobre su víctima y tuvo que ser reducido por varios policías que acudieron rápidamente. El video captado desde un piso de la zona muestra cómo los agentes tuvieron que hacer uso de sus defensas para golpear al agresor y conseguir que soltara al joven al que estaba atacando.

Cuando lograron quitarle encima al atacante, el joven apuñalado quedó tendido en el suelo en estado grave, con cinco cuchilladas en el pecho, el estómago y la cabeza. Sufría una grave hemorragia que obligó a realizarle unos primeros auxilios allí mismo. Fue trasladado al Hospital Miguel Servet, donde fue intervenido de urgencia. Sigue ingresado en estado grave, pero su vida no corre peligro.

El atacante ha quedado detenido, mientras la Policía sigue con la instrucción de las diligencias por un caso que está ya en manos de los juzgados.