Los agentes de Tráfico estaban de servicio en la carretera N-234
Los agentes de Tráfico estaban de servicio en la carretera N-234
Sucesos

Una patrulla de la Guardia Civil salva a un hombre que se asfixiaba tras averiarse el coche en el que viajaba

Es un paciente crónico que necesita de respiración asistida y al que se le había agotado la máquina del oxígeno

ZaragozaActualizado:

Una patrulla de la Guardia Civil ha resultado providencial para un hombre que se quedó sin oxígeno tras averiarse el coche en el que viajaba. Los agentes pararon al ver el vehículo averiado y comprobaron que uno de los ocupantes del mismo se encontraba en estado grave, con serias dificultades para respirar. El conductor les explicó que su acompañante era un enfermo crónico que necesitaba de una máquina para respirar de forma continua y que ésta se había quedado sin oxígeno.

El enfermo empeoraba por momentos y, al ver que su estado era de extrema gravedad, los agentes lo montaron en el coche patrulla y lo trasladaron de urgencia al Hospital «Obispo Polanco» de Teruel, donde fue atendido a tiempo y, tras prestarle asistencia médica, fue dado de alta al día siguiente.

El coche en el que viajaba el enfermo se quedó averiado en el kilómetro 123 de la carretera N-234, que conecta Burgos con Valencia a través de la provincia de Teruel. El paciente es un vecino de Escucha y los agentes que le auxiliaron pertenecen al subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Teruel. Los hechos se produjeron el pasado domingo, aunque no ha sido hasta este jueves cuando los ha dado a conocer la Guardia Civil.