La factoría de Opel en Figueruelas (Zaragoza) es la mayor fábrica de Aragón
La factoría de Opel en Figueruelas (Zaragoza) es la mayor fábrica de Aragón - Fabián Simón
Laboral

Opel pacta con los sindicatos prescindir de 181 trabajadores a las puertas de la jubilación

Se irán al cumplir 61 años, 89 de ellos saldrán con contratos de relevo, y al resto se les aplicará un ERE de extinción

Zaragoza Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La multinacional francesa PSA se desprenderá de otros 181 trabajadores que están a las puertas de la jubilación en la factoría zaragozana de Opel. Estas salidas forman parte de los planes de remodelación de la plantilla que lleva a cabo la compañía. En este caso, 89 de esos 181 trabajadores abandonarán la factoría con contratos de relevo, mientras que al resto se les extinguirá el contrato laboral mediante la fórmula del Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Las negociaciones entabladas entre la dirección de la empresa y los sindicatos culminaron este lunes con un acuerdo entre la cúpula de la factoría zaragozana y los representantes de UGT, CC.OO. y CCP, que suman mayoría. Tras discutir los últimos detalles, llegaron a un acuerdo que deja resuelto el marco que se aplicará para la salida de esos 181 trabajadores. Todos ellos cumplen 61 años de edad en este segundo semestre del año.

A partir de ahora, cada uno de esos empleados tendrá la opción de comunicar si desea acogerse a la fórmula del contrato de relevo o si prefiere que se le aplique el ERE de extinción. En el caso de que haya más solicitudes que plazas disponibles para los contratos de relevo -89 como máximo- la selección se eralizará por fecha de nacimiento, según han indicado fuentes sindicales.

Para quienes salgan mediante un ERE de extinción, la indemnización máxima será de 24 meses de sueldo y antigüedad, y la mínima de 18 meses.

La multinacional francesa PSA ya presentó el pasado marzo otro ERE de extinción para su factoría de Figueruelas. Lo hizo el pasado marzo, para eliminar 70 puestos de trabajo en esta fábrica que PSA pasó a dirigir el 1 de octubre de 2017, tras habérsela comprado a la estadounidense General Motors.

En esta planta trabajan actualmente más de 6.000 personas, es la mayor fábrica de Aragón y un pilar básico del tejido industrial de la región.