Alain Rousset y Javier Lambán, presidentes de Aragón y Aquitania, durante la reunión que han mantenido en la histórica estación de Canfranc (Huesca)
Alain Rousset y Javier Lambán, presidentes de Aragón y Aquitania, durante la reunión que han mantenido en la histórica estación de Canfranc (Huesca) - Efe
Infraestructuras

Nueva alianza política para que Francia y España reabran el túnel de Canfranc

Los presidentes de Aragón y de Aquitania (Francia) reclaman a ambos estados que den un impulso al proyecto ferroviario

ZaragozaActualizado:

Los presidentes de Aragón, Javier Lambán, y de la región francesa de Aquitania, Alain Rousset, se reunieron este miércoles en Canfranc (Huesca) para sellar una nueva declaración institucional en la que se reclama una mayor implicación de los gobiernos francés y español para la reapertura de este paso ferroviario internacional.

El objetivo es que esta línea transfronteriza, cerrada en 1970, vuelva a estar operativa en el año 2020. Para ello hacen falta multimillonarias inversiones tanto en modernización de las vías que ahora están en uso en el lado español —la línea está operativa entre Zaragoza y Canfranc— como la reposición del trazado en el tramo francés más próximo al túnel, entre las localidades de Bedous y Canfranc. Asimismo, es preciso reacondicionar en profundidad el viejo túnel ferroviario que atraviesa el Pirineo desde Canfranc.

Francia, con inversiones promovidas desde la región de Aquitania, ha avanzado en los últimos años en la paulatina recuperación de la línea que fue cerrada al tráfico hace casi 50 años. En estos momentos está en servicio el ferrocarril hasta la localidad gala de Oloron. Además, el tramo entre esa ciudad y Bedous se reabrirá al tráfico el próximo mes de junio.

De esa forma, en el lado francés quedará reponer el trazado ferroviario entre Bedous y el túnel de Canfranc, último tramo en el que falta por actuar en el lado francés de la línea. Este tramo tiene 33 kilómetros y es el técnicamente más complejo, debido a la complicada orografía y a las fuertes pendientes.

En el lado español, aunque la línea ferroviaria sigue en uso al completo entre Zaragoza y Canfranc, es preciso una modernización en profundidad de los tramos más próximos al paso transfronterizo. Aragón lleva años reclamando al Gobierno central un plan de inversiones.

El último punto en el que quedará actuar es la recuperación del viejo túnel ferroviario. Tiene también complejidad técnica.

Los presidentes de Aragón y Aquitania han reiterado la necesidad de que los gobiernos español y francés se comprometan en firme con un plan de inversiones a la mayor brevedad para conseguir la reapertura de esta línea ferroviaria internacional. En este sentido, Lambán y Rousset han coincidido en reclamar que se reúna este mismo año el grupo cuatripartito formado por ambos ejecutivos regionales y por los gobiernos de España y Francia.