Agentes de unidades especiales de la Guardia Civil, durante la entrada y registro de la casa zaragozana en la que se hallaron los zulos con armas
Agentes de unidades especiales de la Guardia Civil, durante la entrada y registro de la casa zaragozana en la que se hallaron los zulos con armas - Guardia Civil
Sucesos

Una mujer, detenida en Zaragoza con un arsenal de granadas, armas y munición de guerra

El armamento se encontraba en zulos domésticos habilitados específicamente para ocultar el armamento

ZaragozaActualizado:

Una joven de 30 años ha sido detenida en Zaragoza por un tenencia ilícita de armas, tras haber sido sorprendida con un arsenal de granadas, piezas de armamento y munición de guerra. El material lo tenía oculto en zulos domésticos. La mayor parte de estas armas y munición han sido localizadas en una casa del barrio zaragozano de Garrapinillos, la misma que fue registrada por la Guardia Civil hace menos de un año y en la que se encontró otro arsenal.

Por las armas y munición encontradas el año pasado fue detenido un hombre que se encuentra en prisión desde entonces. Fue en el marco de la denominada «operación Illinois» contra la tenencia y tráfico ilegal de armas. Las investigaciones comenzaron en 2017 y, según se ha conocido ahora, la actividad de ese individuo no acabó con su detención, sino que fue continuada por esta joven de 30 años. Ambos son familia, aunque la Guardia Civil ha evitado desvelar el grado de parentesco que les une.

Zulos construidos bajo el suelo del salón de casa
Zulos construidos bajo el suelo del salón de casa

Según han informado las fuerzas de seguridad, estos registros se han practicado en los últimos días. En ellos han participado agentes de la Guardia Civil de los GRS, núcleo de reserva, servicio cinológico con perros detectores de armas y explosivos, y efectivos del Gedex.

Varias granadas de mano halladas en la vivienda
Varias granadas de mano halladas en la vivienda

Uno de los registros ha sido practicado en un inmueble del barrio de Las Fuentes, en Zaragoza capital, y otro en la casa de Garrapinillos en la que vivía el hombre de 35 años que fue detenido en junio del año pasado. Hace ocho meses, la guardia Civil encontró en aquella casa otro arsenal: decenas de armas de fuego y munición, entre ellas lanzagranadas, granadas y fusiles de asalto. Se da la circunstancia de que el hombre que fue sorprendido por ese arsenal estaba huido de la Justicia, pesaba sobre él una orden de búsqueda e ingreso en prisión por otro delito previo.

Ahora se ha seguido que la joven de 30 años siguió los pasos del detenido y mantuvo la actividad de tenencia y tráfico de armas. Al menos de ello le acusa la Guardia Civil ante el nuevo arsenal hallado en la misma casa.

En total, esta nueva operación ha permitido hallar más de 2.500 cartuchos de diferentes calibres, entre ellos munición para armas de guerra; tres granadas de mano de fragmentación; una escopeta de cañones recortados; un cañón del calibre 7,62 que se corresponde con una ametralladora MG42; dos cargadores CETME y diversas «piezas fundamentales» para el montaje de armas, según han informado las mismas fuentes.