Una lancha rastreando la zona del embalse donde se produjo el accidente y el agua se tragó a los dos pescadores alemanes, de 54 y 55 años
Una lancha rastreando la zona del embalse donde se produjo el accidente y el agua se tragó a los dos pescadores alemanes, de 54 y 55 años - Diputación de Zaragoza
Sucesos

Dan por muertos a los dos alemanes desaparecidos cuando pescaban en un embalse de Zaragoza

Su embarcación chocó frontalmente contra otra en el gran pantano de Mequinenza

Zaragoza Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los equipos de rescate dan por muertos a los dos pescadores alemanes que desaparecieron este viernes por la tarde en el embalse de Mequinenza (Zaragoza) al chocar su barcaza con otra embarcación de recreo en esta gran presa del río Ebro. En la otra viajaban otros tres aficionados a la pesca, de nacionalidad eslovaca y checa, que no sufrieron lesiones de consideración.

Aunque las primeras informaciones facilitadas por los equipos de rescate apuntaban a que había cuatro heridos leves –además de las dos personas desaparecidas-, finalmente se ha detallado que no eran cuatro sino tres los ocupantes de la otra embarcación y que, de ellos, solo uno resultó herido leve.

El accidente se produjo a las 19.20 horas, según han indicado fuentes de la Guardia Civil. Estas dos embarcaciones de recreo regresaban tras haber disfrutado de una jornada de pesca en este embalse que atrae a un gran número de aficionados nacionales y extranjeros, por las especiales condiciones que ofrece para este deporte.

Esas dos barcas, ambas de aluminio, chocaron frontalmente. La ocupada por los dos alemanes volcó y desaparecieron en el agua los dos hombres que iban en ella, J.E.H., de 55 años, y C.J.W.B., de 54, ambos de nacionalidad alemana.

Estado en que quedó la barcaza en la que iban las víctimas
Estado en que quedó la barcaza en la que iban las víctimas - Diputación de Zaragoza

Las mismas fuentes han indicado que la Guardia Civil tomó declaración a los tres ocupantes de la otra embarcación y que se ha comprobado que «todos ellos intentaron ayudar a las dos personas» que habían caído al agua, pero les resultó «imposible» porque las barcas quedaron fuera de control y no pudieron alcanzar a los desaparecidos.

Se dio la voz de alarma y acudieron agentes de la Guardia Civil de Caspe (Zaragoza), que trataron de localizar a los desaparecidos con la embarcación del guarda de pesca del embalse de Mequinenza, conocido también como Mar de Aragón. No se dio con ellos, pero rápidamente se balizó el área en la que se produjo el accidente y habían caído al agua, para no perder la referencia y facilitar los rastreos. A las tareas de búsqueda se sumaron también bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ) con base en Caspe y agentes del Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, que se desplazaron desde Huesca poco después de producirse el accidente.

Tras caer la noche se dieron por suspendidas las labores de búsqueda de los dos alemanes desaparecidos, rastreos que se reanudaron a primera hora de la mañana de este sábado, con apoyo aéreo de un helicóptero de la Guardia Civil.