Varios fragmentos de las pinturas románicas de Sijena que fueron arrancadas de ese histórico monasterio aragonés y que pasaron a engrosar los fondos del barcelonés MNAC
Varios fragmentos de las pinturas románicas de Sijena que fueron arrancadas de ese histórico monasterio aragonés y que pasaron a engrosar los fondos del barcelonés MNAC - Efe
Cultura

El Gobierno de Sánchez, dispuesto a frenar el regreso a Aragón de los valiosos frescos de Sijena

En línea con la Generalitat, el ministro de Cultura supedita el cumplimiento de la sentencia a posteriores informes técnicos

Actualizado:

El ministro de Cultura, José Guirao, no da por seguro que las pinturas murales del Monasterio de Sijena (Huesca) regresen a Aragón aunque lo ordenen los jueces en sentencia firme. Guirao hizo estas declaraciones en Lérida y han disparado la polémica de inmediato. La parte aragonesa considera que evidencian las maniobras soterradas entre el Gobierno de Sánchez y el independentismo catalán, en este caso a costa del arte expoliado en Sijena y que sigue retenido en Cataluña.

Guirao ha dejado claro que a su Gobierno no le bastará con una sentencia que ordene el regreso al Monasterio de Sijena de esas pinturas románicas, que se encuentran en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), en Barcelona. Dice que, en caso de que llegue una sentencia firme en ese sentido, el Ministerio reclamará luego unos informes técnicos para determinar si el traslado puede hacerse sin riesgo. Y, solo si esos informes son favorables al movimiento de las pinturas, se autorizará su vuelta. De lo contrario, el Ministerio no favorecerá el cumplimiento de la sentencia si es favorable a Aragón.

José Guirao, ministro de Cultura
José Guirao, ministro de Cultura- Efe

«Si la sentencia dice que se muevan (las pinturas murales de Sijena), habrá que estudiarlo y, si se pueden trasladar, cumpliremos la sentencia», afirmó el ministro durante la visita que hizo este lunes a Lérida. El abogado que defiende a Sijena en este caso, Jorge Español, ha criticado que de esas palabras del ministro Guirao se desprende que el Gobierno de Sánchez está abierto a enmendar, por vía administrativa, una sentencia judicial que sea desfavorable a la Generalitat en este litigio. Y, además, a hacerlo con idéntico argumento que vienen esgrimiendo la Generalitat y el MNAC.

El letrado Jorge Español considera que el asunto de las pinturas murales de Sijena ha quedado supeditado a «la estrategia de supervivencia de Pedro Sánchez» como presidente del Gobierno apoyado por el independentismo catalán. Y ha instado al PSOE aragonés, con el presidente regional Javier Lambán al frente, a no consentir que esta valiosa parte del patrimonio histórico-artístico aragonés se convierta en moneda de cambio entre el Gobierno de Sánchez y la Generalitat independentista. «Habrá que empezar a reaccionar con esta subasta política que se quiere hacer de nuestra historia y de nuestra cultura», ha subrayado Jorge Español.

Monasterio de Sijena (Huesca)
Monasterio de Sijena (Huesca) - Fabián Simón

Largo litigio

Este litigio se remonta años atrás. Se activó a la par que Sijena luchaba por recuperar el conocido como «tesoro artístico» de Sijena, casi un centenar de obras artísticas que también fueron expoliadas de ese monasterio oscense estrechamente ligado a la historia de la Corona de Aragón. El «tesoro artístico» sí que ha regresado: hubo una sentencia que dio la razón a la parte aragonesa, ésta pidió la ejecución provisional de la misma mientras se dirimen los recursos de apelación de Cataluña, y los jueces aceptaron dicha ejecución provisional y, por tanto, que las 97 obras de arte volvieran al Monasterio de Sijena.

Con las pinturas murales la situación procesal es idéntica, pero no el resultado. En julio de 2016, un juzgado de Huesca dio la razón a la parte aragonesa y determinó que esos frescos románicos debían regresar al Monasterio de Sijena. La parte catalana presentó recurso de apelación –el litigio puede demorarse hasta llegar al Tribunal Supremo-, pero Aragón reclamó que se ejecutara provisionalmente la sentencia. En este caso, sin embargo, el juzgado no aceptó dicha ejecución provisional, alegando –en contra de lo que decía el fallo de julio de 2016- que mover esas pinturas murales podía ponerlas en riesgo. El Ayuntamiento de Sijena alegó incongruencia y apeló al Tribunal Constitucional. El caso sigue procesalmente encallado en los tribunales. Mientras tanto, las pinturas murales continúan en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), controlado por la Generalitat con la participación del Estado. De ahí que la posición que adopte el Ministerio de turno sea decisiva, llegado el caso, para cumplir o no los fallos judiciales al respecto.