Lambán, junto a la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, de Podemos
Lambán, junto a la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, de Podemos - Fabián Simón
Política

Lambán apela a la «unidad de España» tras promulgar la ley nacionalista que define a Aragón como «país»

Afirma que solo «trata de afianzar el espacio político y jurídico de Aragón». Cs se plantea recurrirla ante el Constitucional

Actualizado:

El presidente de Aragón y líder regional del PSOE, Javier Lambán, considera que la polémica ley de corte nacionalista que acaba de promulgar -de Actualización de los Derechos Históricos- no va contra la Constitución y simplemente «trata de afianzar el espacio político y jurídico» de esta Comunidad autónoma. Cs, sin embargo, se está plantando recurrirla ante el Tribunal Constitucional.

La controvertida ley se refiere a Aragón como «país» y «nacionalidad histórica» con «más de doce siglos de historia»; sitúa los «derechos históricos» por delante de la Constitución, al ser «anteriores» a ésta –según subraya la ley-; apela a la «voluntad colectiva» del «pueblo aragonés» como valor jurídico originario que sigue vigente; y remarca que Aragón «ostenta en el Estado español y en la Unión Europea una identidad y un espacio jurídico, político y cultural propios que deberán reivindicarse y reconocerse». Cs considera que esto abre la puerta a la autodeterminación, el PSOE lo niega y sus socios de la Chunta consideran que es un avance en sintonía con las tesis nacionalistas de este partido minoritario -solo tiene dos de los 67 escaños de las Cortes de Aragón-.

Esta ley es fruto precisamente de una iniciativa de los nacionalistas de la Chunta, socios de gobierno del PSOE en Aragón y que defienden el derecho de autodeterminación. Además de la Chunta y el PSOE, esta ley ha salido adelante gracias a los votos de Podemos e IU, y los regionalistas del PAR, que al mismo tiempo comparten escaños en sociedad con el PP en las Cortes Generales.

Ciudadanos insiste en que esta ley choca contra la Constitución y que sienta las bases del soberanismo en Aragón, alimentado por vía legislativa y abonando el terreno a quienes aspiran al derecho de autodeterminación en una región que hasta ahora había estado ajena a las tensiones soberanistas.

Lambán, cuestionado por la activa y decisiva participación del PSOE en la aprobación de esta ley, se pronunció este miércoles a través de twitter defendiendo «la unidad de España» y asegurando que la norma promulgada en Aragón no va contra ese principio. De paso, trata de esquivar la responsabilidad afirmando que no fue el PSOE quien la promovió –aunque sin sus votos no hubiera podido salir adelante-.

Afirma Lambán que votaron a favor de esta ley «porque trata de afianzar el espacio político y jurídico de Aragón, con respeto absoluto a la Constitución, al Estatuto y a la unidad de España, que es el bien político superior».

Tanto el PP como Cs han arremetido contra Lambán acusándole de «incoherente», por aferrarse al discurso de la unidad de España frente al independentismo catalán, al mismo tiempo que se une en apoyo de esta nueva ley aragonesa de inspiración nacionalista.