Detalle de la tabla renacentista que iba a ser subastada en la barcelonesa Sala Balclis
Detalle de la tabla renacentista que iba a ser subastada en la barcelonesa Sala Balclis
Arte

Un juez manda a la Guardia Civil a por una pintura aragonesa que iba a subastarse en Barcelona

Tiene 500 años y pertenecía a Villanueva de Sijena (Huesca), cuyo ayuntamiento frustró la venta que se iba a realizar

ZaragozaActualizado:

Un juez de Barcelona ha ordenado a la Guardia Civil personarse en la sala de subastas Balclis de la Ciudad Condal, para hacerse con una tabla renacentista aragonesa que iba a ser subastada. Se trata de una valiosa pintura que iba a subastarse hace unos meses por un precio de salida de 85.000 euros, venta que fue frustrada ante la denuncia que presentó el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena (Huesca).

Esta tabla formaba parte del retablo renacentista del histórico Monasterio de Sijena, que acabó desmontado y vendido por partes hace más de un siglo. La pintura se conoce con el título de «Presentación de Jesús Niño en el templo ante los doctores».

Esta pintura afloró la pasada primavera, cuando apareció en un catálogo de la Sala Balclis en el que se anunciaba su subasta. El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena reconoció la pintura como parte del antiguo retablo de su histórico monasterio y, dado el carácter de patrimonio protegido de todo ese conjunto -incluido su arte mueble-, presentó una denuncia.

De inmediato supuso la anulación de la subasta y la apertura de unas diligencias judiciales que ahora se han sustanciado con la orden de devolución provisional de esta obra de arte a Aragón, donde -de momento- quedará en situación de depósito judicial.

De acuerdo con las tesis del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, respaldadas por el Gobierno aragonés y compartidas por la Fiscalía, el titular del juzgado número 6 de Barcelona ha ordenado que, mientras sigue el procedimiento judicial sobre la legítima propiedad de esa tabla renacentista, ésta sea trasladada a Aragón por la Guardia Civil. Quedará provisionalmente depositada en el Museo de Zaragoza, para garantizar su conservación.

La pintura estaba hasta ahora en poder de la familia Carandini, que la había confiado a la Sala Balclis para ser subastada. Sin embargo, la Fiscalía ha determinado que esta familia no ha sido capaz de aportar «título fehaciente que les acredite como propietarios». A falta de este, todo apunta a que el litigio acabará conduciendo a la entrega definitiva de la tabla renacentista a Villanueva de Sijena, según ha indicado el abogado que presentó la denuncia y que representa a este ayuntamiento oscense, Jorge Español.

Hasta que se resuelva el caso en los tribunales, la pintura será custodiada y conservada en el Museo de Zaragoza. La Fiscalía había advertido -y el juez así lo ha considerado- que «la Sala Balclis no parece el lugar más idóneo para la estancia de la obra», dadas las condiciones en las que permanecía guardada en ese establecimietno de la Ciudad Condal.