Un agente, ante parte de la droga, dinero y efectos incautados a esta red de narcotraficantes
Un agente, ante parte de la droga, dinero y efectos incautados a esta red de narcotraficantes - Guardia Civil
Sucesos

Una investigación iniciada en Huesca da con una red nacional de narcos: 20 detenidos en cuatro provincias

Se han intervenido más de 30 kilos de cocaína. Han sido desmantelados siete puntos de venta de droga en Huesca

ZaragozaActualizado:

Una investigación iniciada por la Guardia Civil en la comarca oscense de La Ribagorza ha acabado destapando una red nacional de narcotraficantes. La operación se ha saldado con la detención de 20 personas en las provincias de Huesca, Burgos, Guadalajara y Madrid, según han informado fuentes oficiales. Se han incautado más de 30 kilos de droga y una abundante cantidad del peligroso estupefaciente químico conocido como «pantera rosa».

La organización se había especializado a la distribución de cocaína y de tucibí, droga conocida como «pantera rosa», un estupefaciente químico especialmente peligroso por las graves secuelas que puede causar su consumo.

Las pesquisas comenzaron en junio de 2018, cuando la Guardia Civil sospechó de varias personas residentes en la comarca de La Ribagorza, ante los indicios de que se dedicaban al tráfico de drogas. Tras meses de investigación, los agentes no solo consiguieron identificar la red que operaba en la provincia de Huesca, sino también sus conexiones con otros grupos establecidos en Madrid, Guadalajara y Burgos. También comprobaron que la organización adquiría la droga directamente en los países productores, la recibían en Madrid y, desde allí, la distribuían al resto de grupos de la red.

La Guardia Civil ha destacado «el nivel de especialización conseguido por la organización ya que cada miembro realizaba un trabajo específico desde la adquisición de la sustancia en el país de origen y su transporte a España, su almacenamiento, corte y preparación, y su posterior distribución. De esta forma aumentaban sus beneficios económicos».

Como culminación a meses de investigaciones, la Guardia Civil realizó 15 entradas y registros en domicilios de Madrid, Guadalajara, Burgos y en la comarcas oscense de La Ribagorza. En esos inmuebles intervinieron numerosas sustancias estupefacientes, sustancia de corte, dinero en efectivo y utensilios para la manipulación de las drogas, así como documentación contable relacionada con las transacciones de esta organización.

Entre otras sustancias, los agentes localizaron un total de 30,5 kilos de cocaína, kilo y medio de tucibí o «pantera rosa» y un kilo de marihuana. También han intervenido a los acusados ocho vehículos, 44 teléfonos móviles, seis tabletas informáticas, cinco ordenadores portátiles, dos discos duros y 20.450 euros en metálico, entre otros efectos. Las mismas fuentes han explicado que, hsata la fecha, es la mayor cantidad de tucibí intervenida por la Guardia Civil en una operación antidroga en España.

Con esta operación, los investigadores dan por desarticulados siete puntos de venta de droga en Huesca, dos puntos de distribución y venta en Burgos, y diversos domicilios en las provincias de Madrid y Guadalajara utilizados como almacenes de droga de la organización para su posterior distribución por el territorio nacional.