El frágil bastón de Belloch
Belloch muestra el bastón de alcalde tras ser investido para su tercer mandato - FABIÁN SIMÓN
POLITICA

El frágil bastón de Belloch

Ha logrado mantenerse en la alcaldía de Zaragoza, pero su bastón de mando es frágil. Está en minoría, en manos de CHA y de IU, de los que renegó en víspera de las elecciones

ZARAGOZA Actualizado:

La debilidad política marca el reestreno del socialista Juan Alberto Belloch como alcalde de Zaragoza por tercera legislatura consecutiva. Perdió las elecciones de mayo, el PP fue el partido más votado, pero al final ha logrado salvar el puesto cediendo a las exigencias de CHA e IU. El PP sumó más votos que entre los otros tres partidos juntos, pero el reparto de escaños de la Ley D'Hont dejaron a los populares a uno de la mayoría absoluta. CHA e IU no son socios fáciles para Belloch. De hecho, no son socios. El PSOE abre legislatura con un gobierno en solitario, con solo diez de los 31 escaños que conforman el Ayuntamiento. CHA e IU le han dado su voto para que pueda seguir siendo alcalde, pero es el principio de un largo e incierto recorrido.

Pleno municipal. Sábado por la mañana. Tocaba votar la investidura y Belloch se esforzó en lanzar guiños a los concejales de Chunta y de Izquierda Unida para conformar un gobierno tripartito que le daría tranquilidad absoluta, pero sí más que como queda ahora. El propio alcalde reconocía que el tripartito no será sencillo. «No digo que sea fácil lograrlo, solo digo que en la izquierda ese camino es posible». Belloch podía haber dicho que era optimista al respecto, pero fue menos directo: «No soy pesimista», afirmó.

Es consciente de la fragilidad que tiene ahora su bastón de alcalde. De hecho, cuando antes de las elecciones pensaba en los escenarios posibles, no dudó en decir que el que menos le gustaba era un tripartito con CHA y con IU, justo lo que ahora asegura querer porque «eso es lo que necesita Zaragoza».

Con diez concejales, su gobierno queda en manos de esos dos partidos. Y ambos han dejado claro que van a marcar condiciones, algunas de las cuales son auténticos trágalas para Belloch, como renunciar a su querencia por grandes eventos como la feria internacional Expo Paisajes o la candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno. Curiosamente, la candidatura olímpica cuenta con el apoyo del PP, pero no de CHA e IU.

Consciente de que le es imprescindible, Belloch dijo que no dejará de «buscar el diálogo», también con el PP. Pero no lo tiene fácil. El portavoz municipal de los populares, cabeza de lista y ganador de las elecciones, Eloy Suárez, se mostró cortés al respecto, pero también con contundencia crítica. Afirmó que colaborarán con el gobierno «hasta donde sea posible», pero dejó claro que Belloch ha apostado por un camino diametralmente opuesto al que defiende el PP y al que los zaragozanos votaron mayoritariamente el 22 de mayo.

«Está acabado»

Para Eloy Suárez, Belloch «se ha convertido en un político acabado», que «ha renunciado a sus convicciones porque el partido le ha obligado a ocupar un sillón». «No es lo mismo constituir un gobierno avalado por las urnas que desde una supina derrota», afirma el portavoz del PP, para quien el gobierno que se ha constituido finalmente en Zaragoza «contraviene» el resultado de las elecciones.

Suárez no le augura mucho futuro a Belloch al frente del Ayuntamiento. Tras el Pleno, el portavoz popular afirmó que la pregunta a partir de ahora es «cuánto tiempo va a tardar en dejar la Alcaldía».