La inversión de Obras Públicas se desplomará un 19% en 2010

La inversión de Obras Públicas se desplomará un 19% en 2010

Y. AZNAR / R. PÉREZ | ZARAGOZA
Actualizado:

La inversión real de Obras Públicas en Aragón descenderá el próximo año un 19,4 por ciento. No así el gasto de personal, que aumentará en este área un 1,68 por ciento. Son parte de las cuentas con las que se tendrá que manejar el próximo año el consejero aragonés de Obras Públicas, Alfonso Vicente. Es uno de los que más recortes presupuestarios sufre, y eso a pesar de que el PSOE viene insistiendo en que el gasto en obra pública es una de sus principales recetas para que España salga de la crisis.

Sin embargo, la inversión que el Estado dedicará a esta Comunidad el próximo año será del orden de un 10 por ciento menos que la que presupuesto para el presente 2009. Unos 110 millones de euros menos en números redondos. Y el Gobierno aragonés, con la crisis económica aún viva y con los ingresos por impuestos a la baja, se ha visto obligado a recortar también la inversión, porque otros capítulos son difíciles de rebajar. En especial, el coste de personal, que es un gasto estructural en el que cabe poco margen de maniobra después de años en los que la plantilla que ha asumido la Administración regional ha ido creciendo.

Ningún departamento se salva del recorte y en alguno de ellos es especialmente significativo. Es el caso de la Consejería que dirige Alfonso Vicente, el área «estrella» a la hora de poner en práctica el discurso de más obra pública en tiempos de crisis.

Según el proyecto de Presupuestos de la Comunidad autónoma para el año 2010, esta Consejería manejará 174 millones de euros, pero más de la mitad se le irán en el gasto corriente —que se recortará un 5 por ciento— y en las nóminas de sus trabajadores. Al final, lo que le quedará neto para invertir en obras públicas serán 73 millones de euros, frente a los 90,6 millones que se le asignaron para 2009. Es decir, serán casi 18 millones de euros menos. A pesar de ello, el consejero Alfonso Vicente defiende las cuentas y se esfuerza por convencer de que, a pesar del drástico recorte de la inversión en casi un 20 por ciento, el próximo año será todo un ejemplo de dinamismo en obra pública en Aragón. Vicente confía en la labor que hagan las empresas públicas que dependen de su Departamento y de los proyectos que se harán en colaboración con la iniciativa privada mediante la fórmula de la concesión de obras públicas.

Alfonso Vicente llegó a asegurar la semana pasada ante las Cortes de Aragón que 2010 será el año que más obra pública se licite y adjudique de la última década y recordó de nuevo el plan plurianual que ha puesto en marcha para la mejora de las carreteras autonómicas.

Críticas de la oposición

Según el consejero, «en un ejercicio presupuestario difícil lo importante es aplicar los recursos con eficacia» . A la oposición, sin embargo, no le convencen las explicaciones de Alfonso Vicente. El diputado del PP Antonio Torres afirma que las matemáticas desdicen al consejero en sus explicaciones y reprocha al Gobierno aragonés que recorte inversión, especialmente en un Departamento del que dependen infraestructuras que generan «riqueza, desarrollo y empleo».