Parte de las cajas con pescado de procedencia ilícita que han sido intervenidas por la Guardia Civil
Parte de las cajas con pescado de procedencia ilícita que han sido intervenidas por la Guardia Civil
Consumo

Intervienen en Zaragoza 866 kilos de pescado peligroso para la salud

Tres detenidos y dos más imputados por traficar con pescado capturado ilegalmente en el Ebro

ZaragozaActualizado:

La Guardia Civil ha intervenido en Zaragoza 866 kilos de pescado que estaba a punto de comercializarse pese a que las autoridades sanitarias determinaron que no era apto para el consumo humano. Se trataba de capras y siluros capturados masiva e ilegalmente en el Ebro, una práctica furtiva que ha proliferado en los últimos años en esta provincia.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, la operación, denominada «Glanis», se sustanció con la entrada y registro de una nave industrial situada en la Ciudad del Transporte de Zaragoza. La banda que ha sido desarticulada utilizaba esas dependencias para recoger el pescado que capturaban y prepararlo para su distribución y venta.

Ese registro se produjo el 18 de octubre, pero no ha sido hasta ahora cuando lo ha desvelado la Guardia Civil, ya que la operación se mantuvo abierta para localizar a más integrantes de la organización. Ha habido más detenciones desde entonces.

En esa nave industrial, los agentes encontraron esos 866 kilos de pescado de agua dulce, así como redes de grandes dimensiones, una cámara frigorífica, numerosos envases vacíos y otros enseres relacionados con la pesca.

En ese mismo momento fueron detenidas las dos personas que se encontraban en aquella nave industiral. El pescado fue destruido, tras ser declarado no apto para el consumo humano por personal de los servicios sanitarios del Gobierno aragonés.

En las últimas semanas se han producido nuevas detenciones. En total, han sido arrestadas tres personas y dos más han sido imputadas. Son cuatro varones y una mujer, todos ellos de nacionalidad rumana y con domicilio en Zaragoza y Rumanía. Se les imputa un delito contra la salud pública, otro relativo a la flora y fauna, y otro más de pertenencia a grupo criminal.