Imagen del interior del piso, facilitada por la Policía Nacional
Imagen del interior del piso, facilitada por la Policía Nacional
Sucesos

Arde en Zaragoza un narcopiso con más de 350 plantas de marihuana

Sus dos ocupantes han sido detenidos por tráfico de drogas. Tienen 41 y 44 años

R. P.
ZaragozaActualizado:

Un incendio doméstico ha puesto al descubierto un narcopiso en Zaragoza en el que, entre otros efectos, la Policía Nacional ha intervenido un invernadero con más de 350 plantas de marihuana. Los dos ocupantes de la vivienda, que no se encontraban en ella cuando se incendió, han sido identificados y detenidos. SE trata de dos hombres de 41 y 44 años, que han pasado a disposición judicial acusados de un delito de tráfico de drogas y de defraudación de fluido eléctrico, porque tenían «pirateada» la conexión a la red para no pagar por la energía que consumían.

Fuentes policiales han explicado que el piso está situado en un edificio de la zaragozana calle Cantín y Gamboa. La vivienda se había acondicionado en su totalidad para el cultivo y procesamiento de marihuana.

El incendio que puso al descubierto este narcopiso se produjo el pasado miércoles, 4 de septiembre. Los bomberos tuvieron que acudir para sofocar el fuego, alertados por los vecinos. La combustión se inició en un calefactor que sufrió un cortocircuito. La rápida intervención de los bomberos evitó que el incendio tuviera consecuencias graves, pero sí puso al descubierto lo que había en su interior, una abundante plantación de droga.

Una vez extinguidas las llamas y comprobado que no había víctimas, la policía emprendió las investigaciones para dar con los ocupantes de ese piso, en el que se localizaron 354 plantas de marihuana, bolsas con cogollos de esta misma planta que ya estaban preparados para su comercialización, fertilizantes, básculas y diversa documentación.

Tras las gestiones practicadas, la Policía Nacional ha identificado y localizado a los responsables de ese «narcopiso», que han sido detenidos y ya han pasado a disposición judicial. Las mismas fuentes han indicado que la investigación sigue abierta y «no se descartan futuras actuaciones».