Imagen de un ejemplar de pitón real
Imagen de un ejemplar de pitón real
Sucesos

Imputado un joven de 23 años por abandonar dos serpientes pitón en Caspe

Una de ellas se la encontró una vecina en el jardín de casa y otra apareció ante una cochera

R. P.
ZaragozaActualizado:

La Guardia Civil ha imputado a un joven de 23 años, vecino de Caspe (Zaragoza), por haber abandonado dos serpientes pitón en la localidad. Una de ellas se la encontró una vecina en el jardín de su casa, y otra apareció días después ante una cochera.

Ambos hallazgos se produjeron el pasado verano. La primera apareció el 20 de julio. La voz de alarma la dio una mujer que se había topado con el reptil, de más de un metro de largo, cuando estaba regando el jardín de su casa.

La serpiente fue recogida por los bomberos, que la trasladaron al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre situado en La Alfranca, en Zaragoza. Se comprobó que se trataba de un ejemplar de pitón real, también conocidas como pitones bola porque acostumbran a enrollarse sobre sí mismas cuando se sienten amenazadas.

Unas semanas después, el 19 de agosto, apareció en Caspe un segundo ejemplar de pitón real. Apareció en la Avenida Río Ebro de esta localidad zaragozana. La serpiente había ido a parar frente a una cochera. De nuevo fue recogida por los bomberos y trasladada al Centro de Fauna Silvestre de La Alfranca.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil emprendió una investigación, porque la pitón real está incluida en España en el catálogo de especies exóticas invasoras, por lo que su abandono está prohibido, dado el riesgo que supone para el medio natural. Las pesquisas han conducido hasta un joven vecino de Caspe, de 23 años. Según ha informado la Guardia Civil, se le tomó declaración y se ha determinado que el joven tenía esas serpientes como mascotas, pero decidió abandonarlas al aire libre. Por ello se le acusa ahora d eun presunto delito medioambiental.