La Policía le ha detenido tras seguir su rastro por intenet durante varios meses
La Policía le ha detenido tras seguir su rastro por intenet durante varios meses
Sucesos

Detenido un depredador sexual que se hizo con los datos de un millar de personas

El caso ha sido destapado gracias a la denuncia de un zaragozano menor de edad. El detenido vive en Alicante

ZaragozaActualizado:

La denuncia de un zaragozano menor de edad ha permitido a la Policía dar con un depredador sexual, afincado en Alicante, que llegó a hacerse con los datos de un millar de personas. Esa particular lista de contactos la tenía ordenada en una libreta manuscrita, en la que aparecían detallados nombres, números de teléfono y cuentas de correo electrónico de unas mil personas, tanto expañolas como extranjeras. Su objetivo directo eran los menores de edad. Tras pasar a disposición judicial, el detenido ha quedaod en libertad con cargos.

Los investigadores rastrean ahora los datos que tenía en su poder, para determinar el alcance exacto de la actividad de este ciberdepredador sexual. De entrada, la Policía cree que ese millar de personas que tenía anotadas eran víctimas u objetivos de este hombre, de 49 años, que ha sido detenido en su vivienda de Alicante.

La investigación arrancó en Zaragoza el pasado febrero. Un menor de edad denunció que estaba siendo acosado por internet por un supuesto joven de 18 años con el que compartía las mismas aficiones deportivas. Tras haberse ganado la confianza del menor, el acusado llegó a amenazar al muchacho y para que le enviase fotografías de carácter sexual e interaccionase con él por videoconferencia.

Las pesquisas permitieron dar con el autor de esas coacciones. En realidad tenía 49 años, pero se hacía pasar por un joven deportista. Según han informado fuentes policiales, el deporte era el gancho que utilizaba para ganarse la confianza de sus objetivos. Luego les presionaba para que le enviaran fotografías comprometedoras y, a partir de ahí, iba escalando la presión sobre ellos para exigirles más material y que practicaran cibersexo. La Policía cree que también pretendió quedar en persona con los menores para mantener relaciones sexuales.

En su poder se ha encontrado gran cantidad de archivos de pornografía infantil. Ha sido puesto a disposición judicial acusado de los delitos de corrupción de menores, tenencia y distribución de pornografía infantil y explotación sexual de menores a través de Internet.