Efectos recuperados por la Guardia Civil tras detener a los ladrones confesos
Efectos recuperados por la Guardia Civil tras detener a los ladrones confesos
Sucesos

Detenido en Caspe por asaltar la casa de un vecino que se había muerto

El hombre falleció hace apenas tres meses. Junto al detenido ha sido arrestado otro hombre por participar en el robo

ZaragozaActualizado:

La Guardia Civil ha detenido en Caspe (Zaragoza) a un hombre acusado de haber aprovechado que un vecino suyo se había muerto para entrar a robar en casa del difunto. Junto a este acusado, los agentes han arrestado a otro hombre más por su participación en el robo.

Los detenidos tienen 43 y 38 años. Ambos son de nacionalidad española y, según ha informado la Guardia Civil, tras ser detenidos reconocieron que habían entrado en esa vivienda a robar. Uno de ellos ya tenía antecedentes policiales por delitos contra la propiedad.

La Guardia Civil encontró en su poder diversos efectos que pertenecían al fallecido y que habían sustraído de la vivienda, situada junto al domicilio de uno de los acusados.

Las mismas fuentes han indicado que la investigación arrancó el jueves de la semana pasada, cuando se interpuso la denuncia por el robo ocurrido dentro de esa vivienda de Caspe. El denunciante comunicó a los agentes que ese domicilio se encontraba deshabitado desde el pasado diciembre, cuando murió su propietario. En el interior de la vivienda se hallaba todo el mobiliario y los efectos del fallecido.

Asimismo, el denunciante explicó que unos días antes una persona le dijo que había visto a dos individuos entrando en ese inmueble y saliendo de él con diversos objetos. Ante esa advertencia, el denunciante fue a la vivienda en cuestión, comprobó que había sufrido un robo e interpuso la correspondiente denuncia que ha dado como resultado la detención de los dos ladrones confesos.

La ivnestigación ha sido llevada a cabo por agentes de los equipos Roca de la Guardia Civil, especializados en seguridad y lucha contra los robos en el medio rural. Los detenidos fueron puestos a disposición judicial. Las diligencias por este caso las instruye el juzgado número 1 de Caspe.