Comisaría oscense de la Polícía Nacional
Comisaría oscense de la Polícía Nacional - Google
Sucesos

Un joven de 18 años, desterrado de Huesca por peligroso: acuchilló a otro en plena calle

El juzgado de guardia ha dictado la orden de destierro como medida cautelar de protección

ZaragozaActualizado:

Un juez ha desterrado de Huesca a un joven de solo 18 años, después de que atacara a otro con un cuchillo en plena calle. Los hechos ocurrieron en la noche del jueves 11 de abril, en una plaza que suele estar frecuentada por jóvenes. Según indicaron fuentes próximas a la investigación, atacante y víctima se conocían y, al parecer, arrastraban desencuentros previos.

El atacado tiene 25 años. El joven de 18 se le vino encima portando un cuchillo de 16 centímetros de hoja con el que le alcanzó en un costado, aunque sin graves consecuencias. Sufrió una herida de medio centímetro. La víctima logró esquivar a su atacante y escapar de él. Apresuradamente se marchó en el coche de un amigo y avisó al 091 para pedir ayuda policial.

De inmediato, agentes de la Policía Nacional salieron en busca del agresor con la descripción que había facilitado el herido. Poco después, los policías dieron con el acusado en una zona de ocio de la capital oscense. Al cachearle le encontraron el cuchillo entre sus ropas.

Tras pasar a disposición judicial, el juzgado de guardia ha dictado contra el joven de 18 años una orden de alejamiento que le prohíbe residir en Huesca y acercarse a su víctima. La medida ha sido dispuesta como medida de protección para el agredido y como correctivo preventivo mientras sigue adelante la instrucción de esta causa penal.

El joven acusado, además de enfrentarse del juicio al que se enfrenta por la agresión, ha sido expedientado por vía administrativa por portar el cuchillo con el que fue sorprendido cuando se le detuvo y que presuntamente usó para atacar a su víctima. Sobre esta infracción administrativa deberá resolver la Subdelegación del Gobierno en Huesca. Entra en los supuestos de infracciones graves contemplados en la Ley de Seguridad Ciudadana, que llevan aparejadas multas que pueden llegar hasta los 30.000 euros.