Entrada a la red de galerías que se usaron durante décadas como polvorines en Calatayud
Entrada a la red de galerías que se usaron durante décadas como polvorines en Calatayud
Defensa

La curiosa red de túneles militares que el Estado vende por 387.000 euros

Están en un paraje de interés medioambiental de Calatayud (Zaragoza) y fueron usados como polvorines durante décadas

ZaragozaActualizado:

Blindados en roca, excavados en las entrañas de un monte y en medio de un espacio de elevado valor paisajístico y medioambiental del término municipal de Calatayud. Son algunas de las peculiaridades de la curiosa red de viejos túneles militares que el Gobierno español ha decidido sacar a subasta y que han sido tasados por el Estado en 387.000 euros.

Los túneles en cuestión, una red de cinco oscuras galerías de considerable extensión, formaron parte durante décadas de la lista de enclaves de acceso restringido por su carácter militar. Un valor defensivo que perdieron hace más de treinta años. Desde entonces, son testigos mudos de un pasado en el que estos túneles fueron utilizados como robusto almacén de munición, armas y materiales explosivos.

Funcionaron como polvorines durante décadas. Desde el exterior, poco delata su presencia, salvo los peculiares respiraderos -asemejan la forma de los viejos búnkeres- que asoman en lo alto del cerro y que servían para airear el interior de los túneles que se extienden por las entrañas de este monte del paraje bilbilitano de Campiel.

A pie del cerro, los accesos a la red de túneles es de aspecto discreto, unas sencillas -pero sólidas- construcciones para cubrir la boca de las galerías entre las moles de rocas en las que fueron excavadas, en la Peña de la Mora.

Tras dejar de prestar servicio como polvorines, ningún otro uso le dio el Ejército. Por eso, hace 23 años, el Estado los desafectó. Dejaron de estar calificados como instalación militar y pasaron a tener la consideración de inmueble público, sin más.

Hace años que el Instituto de la Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied) intenta venderlos para sacarles partido. Hasta ahora, sin embargo, los intentos no han fructificado.

Ahora va a probar suerte de nuevo, con una subasta que convocará próximamente y que avanzó hace unas semanas ABC. Lo que aún no se sabe oficialmente es el precio por el que se abrirá la puja, pero todo indica que estará en el entorno de los 380.000 euros. Así se desprende de la tasación inmobiliaria que el Invied ha hecho de esta peculiar propiedad. Están tasados en 387.000 euros, según ha informado el Gobierno en una respuesta escrita a una pregunta parlamentaria que le planteó el PSOE en el Congreso.

La propiedad en cuestión no solo incluye esta singular red de viejos túneles militares -300 metros cuadrados-, sino también la amplia extensión de terrenos en las que se enclavan y que pertenecían al Ejército. En total, 184.790 metros cuadrados de terreno. Eso sí, de escasas posibilidades a efectos inmobiliarios, porque se trata de suelos rústicos y, además, en una zona protegida por su valor medioambiental, el entorno de las Hoces del Jalón.

Esta zona del término municipal de Calatayud está catalogada en la Red Natura 2000 de la Unión Europea como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

El precio en el que el Estado ha tasado estos curiosos túneles es sustancialmente inferior al que aspiraba obtener hace menos de diez años. Según ha explicado el actual portavoz municipal del PSOE en Calatayud, Víctor Ruiz, en 2008 -cuando él era alcalde- planteó al Ministerio de Defensa la posibilidad de que cediera esas galerías al Ayuntamiento, pero en aquel momento les contestaron que el Estado no estaba dispuesto a darlas gratis: en aquel momento pidió más de 400.000 euros por esta propiedad.