Luis Fernando Nieto, el sacerdote encarcelado por delitos contra la seguridad vial
Luis Fernando Nieto, el sacerdote encarcelado por delitos contra la seguridad vial
Tribunales

Un cura de Teruel, a la cárcel por conducir ebrio de forma reincidente: tres condenas en ocho meses

La jueza de Calamocha (Teruel) ha ordenado su ingreso en prisión por reiteración delictiva

ZaragozaActualizado:

Un sacerdote de 29 años, Luis Fernando Nieto, ha sido encarcelado por orden judicial tras acumular en ocho meses tres sentencias condenatorias por delitos contra la seguridad vial. En esencia, por conducir ebrio y por hacerlo incluso tras habérsele retirado el carné.

La última de esas tres sentencias condenatorias ha sido dictada por la jueza de Calamocha (Teruel), después de que este cura sufriera un accidente de tráfico en enero. La Guardia Civil de Tráfico determinó que, en ese siniestro, el joven sacerdote conducía en estado ebrio.

Al analizarse su caso, se comprobó que, en menos de ocho meses, ya había sido condenado en otras dos ocasiones. Así que la jueza consideró que el sacerdote había incurrido en reiteración delictiva y que, por tanto, debía ingresar en prisión para cumplir la pena impuesta: seis meses y veinte días de prisión por acumular cinco delitos contra la seguridad vial.

El juzgado dictó una orden en la que le dio cinco días de plazo para que, voluntariamente, acudiera a la cárcel de Teruel a cumplir la condena. Sin embargo, el sacerdote no atendió el requerimiento, así que la jueza tuvo que ordenar su detención y traslado al centro penitenciario, donde finalmente ha ingresado.

La primera sentencia condenatoria se le impuso en abril del año pasado. La jueza de Daroca le retiró el carné de conducir por conducir bajo la influencia del alcohol. Pero un par de meses después fue «cazado» en otro control de alcoholemia, en Zaragoza, donde además se comprobó que iba al volante pese a que tenía retirado el carné. Y el pasado enero fue imputado, de nuevo, tras el accidente de tráfico que protagonizó.

Este sacerdote estaba destinado como párroco en la pequeña localidad turolense de Báguena y en otra decena de pequeños municipios de esta zona de Aragón.

Su encarcelamiento ha llevado al obispo de la Diócesis de Teruel y Albarracín, Antonio Gómez Cantero, a dirigir una carta abierta a los feligreses de todas esas parroquias. En ese comunicado, el obispo explica lo ocurrido de forma resumida, pide que se rece por el sacerdote encarcelado y explica que ya le ha buscado sustituto. «Vuestro párroco D. Luis Fernando Nieto fue requerido el día 11 por la Guardia Civil y el día 12 fue ingresado en el Centro Penitenciario de Teruel. Es una historia larga que comenzó con unas infracciones serias de tráfico y varias citaciones judiciales, que desembocaron en la situación en la que ahora nos encontramos», indica el obispo en ese comunicado. «Os pido, a todos, el mayor esfuerzo de madurez y sensatez ante este hecho y que recemos por él y mostremos la compasión y la misericordia que el Señor pide a sus discípulos», indica el prelado en la misma carta.