LA POLÉMICA CAPITALIDAD CULTURAL

Belloch recibe un anónimo alertando de anomalías en la elección de San Sebastián como Capital Cultural Europea

Ponen el centro de las sospechas a una española que era miembro del jurado

ZARAGOZA Actualizado:

El "culebrón" en torno a la elección de San Sebastián como sede de la Capitalidad Europea de la Cultura del año 2016 suma y sigue. Primero fue el Ayuntamiento de Córdoba el que reveló que había recibido informaciones que apuntaban a supuestas irregularidades en el proceso de elección o, cuando menos, a interferencias no regladas que habrían situado en desventaja respecto a San Sebastián al resto de ciudades españolas que optaban a esta Capitalidad. Y ahora ha sido el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, el que ha revelado que también a él le han llegado informaciones en el mismo sentido. Belloch ha indicado que el Ayuntamiento zaragozano ha recibido una carta anónima, enviada desde Francia, en la que se apunta con el dedo de la sospecha a uno de los miembros del jurado que resolvió el concurso: Cristina Ortega, que era al mismo tiempo miembro del consejo asesor de cultura vasco y que podría haber orientado de forma privilegiada a San Sebastián sobre cómo mejorar su propuesta para hacerse con la Capital Europea de la Cultura 2016.

El alcalde de Zaragoza, que ya arremetió contra el hecho de que una ciudad gobernada por Bildu hubiera sido la elegida, calificó en su momento de "disparate" la decisión del jurado. Ahora, el Ministerio de Cultura ha abierto una investigación para determinar si el fallo del jurado se desarrolló de forma reglada o si hubo algún tipo de irregularidad. En este sentido, Belloch ha expresado su esperanza en que esta investigación ministerial "lleve a buen puerto", porque, a su juicio, hay que "acabar cuanto antes con una sombra de sospecha tan grande como la que existe" y que, además, "es muy negativa para la imagen de España".

Juan Alberto Belloch, que fue ministro de Justicia e Interior en uno de los gabinetes de Felipe González, ha indicado que si se demuestra en la investigación que los hechos son ciertos "es un escándalo que perjudica la imagen global de las ciudades y de la Capitalidad Cultural", informó Ep. Asimismo, ha indicado que si San Sebastián ha recibido consejos de uno de los miembros del jurado y éste ha sido "contaminado" a la hora de tomar su decisión, "si se confirman los hechos habrá que anular el veredicto, disolver el jurado, nombrar a otro e iniciar de nuevo el proceso", ha aseverado.