Sebastián Celaya ha explicado su dimisión acompañado por el presidente Javier Lambán
Sebastián Celaya ha explicado su dimisión acompañado por el presidente Javier Lambán
Política

El consejero de Sanidad planta a Lambán a 10 meses de las elecciones

Celaya decide jubilarse al haber cumplido los 65 años, pese a ser él quien amplió la edad de jubilación de los médicos

ZaragozaActualizado:

El hasta ahora consejero de Sanidad del Gobierno aragonés, Sebastián Celaya, ha plantado al presidente regional Javier Lambán a menos de un año de las elecciones autonómicas. Celaya, médico de profesión, ha dimitido alegando su derecho a la jubilación, al haber cumplido los 65 años, pese a ser él quien al llegar al cargo amplió la edad de jubilación de los médicos para que pudieran seguir en activo tras cumplir los 65 años.

Tanto Celaya como Lambán se han esforzado por dar visos de normalidad a esta dimisión que ha forzado al presidente de Aragón a retocar su gabinete a apenas diez meses de la cita con las urnas. Celaya ha justificado su abandono con el argumetno de que «hay que saber retirarse a tiempo». Y Lambán dice que estaba «altísimamente satisfecho» con el trabajo de Celaya.

La vacante es cubierta por Pilar Ventura, la hasta ahora número dos de la Consejería de Sanidad. El presidente del Gobierno aragonés dice que ha optado por colocarla al frente de este departamento porque, así, se da «la mayor continuidad posible» a la gestión que se ha venido desarrollando hasta ahora.

Sebastián Celaya ha dicho que se va satisfecho, ha asegurado que deja «encauzados los objetivos programáticos con los que el PSOE se presento a las elecciones», aunque ha reconocido que las listas de espera siguen siendo un punto negro a mejorar.

Ha insistido en que el único motivo por el que dimite es la edad, el haber cumplido los 65 años. Ha negado que su marcha se deba a discrepancias con el presidente y con otros miembros del Ejecutivo regional.

Lambán, por su parte, ha asegurado que Celaya le presentó su dimisión el 26 de abril, justo el día que cumplió los 65 años. Según el líder socialista, trató de convencerle para que aguantara hasta final de la legislatura, pero no lo consiguió. Al menos -ha dicho- sí que logró que se mantuviera en el cargo hasta el fin del curso político, hasta finales de julio.

Ahora, consumada la dimisión como consejero de Sanidad del Gobierno aragonés, Sebastián Celaya va a reingresar a su puesto de facultativo en el Hospital Clínico de Zaragoza para, inmediatamente, acogerse a la jubilación. «Me voy a mi casa», ha reiterado.