La Policía, durante el registro de locales utilizados por esta red desmantelada en Zaragoza
La Policía, durante el registro de locales utilizados por esta red desmantelada en Zaragoza
Sociedad

Cinco detenidos por estafar millones de euros con una falsa asociación contra el cáncer infantil

El entramado, con base en Zaragoza, logró hacerse con cinco millones de euros. Los detenidos están acusados de estafa y organización criminal

Zaragoza Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas acusadas de enriquecerse con una asociación que recaudaba donativos diciendo que era para ayudar a niños con cáncer y, sin embargo, era un entramado concebido para enriquecer a sus cabecillas. Cuatro de los arrestados han sido enviados a prisión por orden del juez que lleva el caso, mientras que la esposa de uno de ellos ha quedado en libertad con cargos.

A los detenidos se les acusa de haber estafado un total de cinco millones de euros en el último lustro. En concreto, dos millones de euros los obtuvieron con donativos que captó esa fraudulenta asociación que decía luchar contra el cáncer infantil. Y otros tres millones los captaron con otra empresa que utilizaban para recaudar dinero con la falsa coartada de la ayuda al Tercer Mundo, a zonas afectadas por situaciones de emergencia y catastróficas.

La investigación arrancó a raíz de una denuncia presentada por la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón (Asapanoa). Esta entidad denunció las sospechosas operaciones de una asociación –la ahora desmantelada- que decía recaudar dinero para destinarlo íntegramente a la lucha contra el cáncer infantil. Las pesquisas confirmaron las sospechas y acabaron por destapar una red que no solo incluía esa asociación fraudulenta sino también la otra empresa que extendía la estafa a los donativos para ayudas de emergencia a países del Tercer Mundo.

El dinero que obtenía esa empresa «era destinado al sostenimiento de una estructura empresarial de la que vivían los detenidos y más de cuarenta trabajadores», han indicado fuentes policiales, que han destacado que el cabecilla de esta red -identificado con las iniciales R.P.R.- «llevaba un alto tren de vida, con vehículos de alta gama y comiendo asiduamente en conocidos restaurantes».

A los cinco detenidos se les imputan los delitos de estafa y organización criminal. Dos de ellos han sido enviados a prisión por el juez que lleva el caso, el titular del juzgado de Instrucción número 2 de Zaragoza. La investigación ha sido realizada por agentes de la Brigada Regional de Policía Judicial de Zaragoza.

Las mismas fuentes han explicado que el entramado que habían montado captaba fondos mediante donaciones y venta de productos «solidarios». Contaban con una amplia organización que aplicaba «técnicas comerciales, a través de llamadas telefónicas, voluntarios a pie de calle y actos diversos». Entre esas actividades de captación de fondos se incluían campañas de recogida de juguetes, actividades lúdico-deportivas «y otras actividades menores cuyo único fin real era el de dar soporte publicitario a su actividad».

Además de las detenciones practicadas, se ha procedido al bloqueo cautelar de un apartamento en la playa, un chalet en la montaña, un piso en Zaragoza, cuentas bancarias y diez vehículos, entre ellos cuatro de alta gama (BMW, Jaguar, Jeep). Entre los vehículos intervenidos figuran los que utilizaba personalmente el presunto cabecilla y su familia, vehículos que se habían pagado «con fondos procedentes de las donaciones para actuaciones en emergencias en el tercer mundo y contra el cáncer infantil», según han indicado las mismas fuentes.