El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve (primero por la derecha), se reunió este jueves con una delegación de la Comisión Europea contra el racismo
El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve (primero por la derecha), se reunió este jueves con una delegación de la Comisión Europea contra el racismo - Fabián Simón
Tribunales

La CEOE demanda judicialmente al alcalde Santisteve por «hostigar» a la empresa privada

Lleva a los tribunales, por entenderla ilegal, la «municipalización» del servicio de atención telefónica del Ayuntamiento

ZaragozaActualizado:

La patronal CEOE va a demandar judicialmente al alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, de la coalición ZEC (Podemos-IU), por un reciente decreto en el que anula una contrata para «municipalizar» el servicio que presta. La CEOE considera que la decisión del alcalde, cuya legalidad cuestiona, es un ejemplo más de la «política de hostigamiento» a la empresa privada que, según la patronal, Santisteve ha ido desplegando desde que tomó posesión como alcalde, en junio de 2015 –fue investido gracias a los votos del PSOE-.

El detonante de esta demanda contencioso-administrativa ha sido el decreto firmado por el alcalde para, en contra de la mayoría del Pleno, «municipalizar» unilateralmente el servicio de información telefónica del Ayuntamiento del 010.

Esto supone eliminar el sistema de contrata externa por el que se gestionaba este servicio con la actual empresa, que mantenía un conflicto por impago de salarios con las 14 trabajadoras. La opción del Ayuntamiento era optar por una nueva contrata, pero ZEC ha aprovechado para aplicar las fórmulas de «municipalización» que abanderó desde la campaña electoral de 2015 que acabó aupando al gobierno de Zaragoza a esta coalición –quedó segunda en las elecciones, tras el PP-.

Desde que tomó posesión como alcalde, Santisteve ha sido cuestionado por diversas posiciones adoptadas respecto a proyectos privados de inversión, lo que ha levantado varias polémicas y críticas desde la oposición y desde organizaciones empresariales. La CEOE considera que lo que ahora ha decidido unilateralmente con la contrata del servicio de atención telefónica se incardina en esa misma dinámica, en «una política de hostigamiento» hacia las empresas privadas para «generar un clima contrario a ellas desde planteamientos puramente ideológicos y no basados en la calidad, eficiencia, sostenibilidad y ahorro de costes para la Administración».

La maniobra por la que ha optado el alcalde Santisteve está rodeada de abundantes dudas de legalidad. Hay informes técnicos contrarios y que han emitido servicios jurídicos municipales, y hay dudas del encaje de las 14 trabajadoras, que pasarán a figurar como empleadas del Ayuntamiento con plazas provisionales, hasta que luego esos puestos pasen a oposición –a la que tendrán que optar esas trabajadoras para poder obtener plazas en propiedad-.

La CEOE considera que la «municipalización» de este servicio «plantea importantes dudas jurídicas, laborales y económicas». En su demanda va a aludir a los informes contrarios de la Intervención municipal, por lo que entiende que la decisión adoptada por decreto por el alcalde «no respeta la legalidad».

Además, apunta a las sospechas de que se pretenda incorporar como empleadas públicas a esas 14 trabajadoras, lo que supondría «soslayar los principios de mérito, capacidad y libre concurrencia» consagrados por la legislación para el acceso al empleo público.

Tras conocer la demanda anunciada contra él por la CEOE, el alcalde Santisteve ha ironizado instando a los dirigentes aragoneses de la patronal a que se presenten a las elecciones si quieren que la gestión política se haga de otra forma. Pedro Santisteve ha calificado de «atrevido» el envite judicial de la CEOE y ha pedido a la patronal que «si quiere presentarse a las elecciones que se presente», pero que no actúen como «concejales en la sombra».