La banda consiguió hacerse con medio millón de euros
La banda consiguió hacerse con medio millón de euros - Guardia Civil
Sucesos

Catorce detenidos y otros cinco imputados en una red de extorsión sexual y blanqueo de capitales

Hay afectados en 18 provincias. La investigación ha sido dirigida desde Teruel y la banda tenía su base en Valencia

Actualizado:

Una investigación de la Guardia Civil dirigida por el juzgado de Instrucción número 3 de Teruel ha permitido desarticular una banda dedicada a la extorsión sexual, con la que consiguieron hacerse con medio millón de euros. Han sido detenidas catorce personas, y cinco más constan como imputadas. Esta red tenía su base en Valencia, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Hasta el momento han sido localizados unos 40 extorsionados en 18 provincias españolas, de los que este grupo criminal consiguió un total de medio millón de euros haciéndoles tras coaccionarlos y amenazar con contarles a sus familias sus movimientos en la web de contactos sexuales.

La investigación desarrollada por la Guardia Civil se ha saldado también con la localización de 51 cuentas bancarias presuntamente utilizadas por esta red de extorsión. Todas esas cuentas han quedado bloqueadas. También se han intervenido trece vehículos y 10.000 euros en efectivo

Las pesquisas se iniciaron hace un año, en marzo de 2018. Fue a raíz de varias denuncias de personas que habían contactado con mujeres que ofertaban sus servicios sexuales a través de una conocida página web de contactos. Las citas nunca se produjeron, pero a raíz de esos contactos las víctimas empezaron a recibir «multitud de llamadas y mensajes desde aplicaciones de mensajería instantánea, en los que varias personas les exigían grandes cantidades de dinero», según han indicado las mismas fuentes.

Los extorsionados eran sometidos a reiteradas coacciones y amenazas, incluso de muerte en algún caso. Les indicaban que, si no pagaban lo que se les pedía, les contarían a sus parejas o familiares sus contactos con esas mujeres.

Todos los detenidos estaban afincados en la provincia de Valencia, aunque esta organización tenía una estructura jerarquizada que le permitía operar en toda España. Los cabecillas de la organización eran los encargados de realizar las extorsiones. Para ello, a través de la web de contactos, publicaban anuncios de forma masiva, en diferentes provincias de España.

Para recaudar el dinero procedente de las extorsiones, la banda recurría a personas conocidas como «mulas» en el argot policial: personas que, ofreciendo su cuenta bancaria obtenían por cada uno de los ingresos un porcentaje de beneficios, y eran los encargados de recibir el dinero procedente de las actividades delictivas, y entregarlo a los dirigentes de la organización.

La Guardia Civil anima a denunciar

En la investigación dirigida por el juzgado de Teruel han intervenido unidadesd e la Guardia Civil con base en la provincia turolense y en Guipúzcoa. Los alrededor de 40 extorsionados que se han localizado hasta el momento residen en 18 provincias españolas: Teruel, Huesca, Zaragoza, Álava, Navarra, Castellón, Valencia, Salamanca, Murcia, Toledo, Jaén, Huelva, Albacete, Cantabria, Alicante, A Coruña, León y Segovia.

La investigación continúa abierta, con el fin de determinar el alcance de esta red de extorsión, ya que se da por hecho que hay más víctimas. La Guardia Civil ha animado públicamente a los afectados a que denuncien. Para ello, ha puesto a disposición los teléfonos de la Polícia Judicial de la Guardia Civil de Teruel (978 601 300, extensión 233) o de Guipúzcoa (943 276 611, extensión 2204), de lunes a viernes, entre las 08.00 y las 15.00 horas.