Imagen de archivo de una mina de carbón
Imagen de archivo de una mina de carbón
Economía

Carbón para hacer fertilizantes: así se recolocarán decenas de mineros de Teruel

El grupo empresarial Samca invertirá 41 millones en poner en marcha una factoría de abonos que creará 85 empleos

ZaragozaActualizado:

Aprovechar las reservas de carbón para producir fertilizantes, y recolocar a decenas de mineros en la nueva factoría de abonos agrícolas. Ese es, en síntesis, el proyecto promovido por el hólding empresarial aragonés Samca, con el que pretende compensar el cierre de las minas de carbón que explotaba hasta la fecha en las cuencas mineras turolenses.

Las limitaciones impuestas por la normativa europea y la política aplicada en ese sentido por el Gobierno español ha condenado al cierre a las úlitmas minas de carbón que quedaban y a clausurar, en junio de 2020, la central térmica de Andorra (Teruel).

En el caso de Aragón, el cierre de la última mina de carbón que quedaba, la de Ariño, supone la desaparición de 195 puestos de trabajo: 40 pertenecientes a la plantilla de Samca y el resto de subcontratas.

Samca hace semanas que indicó que tenía en marcha proyectos para salvar el empleo, y uno de ellos es el que ahora toma cuerpo con el respaldo del Gobierno aragonés, que acaba de comprometerse a agilizar al máximo su tramitación administrativa. El Ejecutivo autónomo acordó este martes declarar Inversión de Interés Autonómico ese proyecto de Samca para poner en marcha una fábrica de fertilizantes agrominerales y un centro de investigación y desarrollo dedicado a aprovechar las reservas de carbón que hay en la zona como materia prima de abonos agrícolas.

La factoría se va a poner en marcha en la localidad de Ariño. Samca prevé invertir algo más de 41 millones de euros y generar 85 puestos de trabajo directos y al menos 40 indirectos, «permitiendo la continuidad de la mayoría del personal de los dos grupos mineros de extracción de carbón a cielo abierto que la empresa Samca posee en la provincia de Teruel», según han destacado desde el Gobierno regional.

La fábrica aprovechará, como materia prima de fertilizantes, el lignito y la leonardita, minerales presentes en yacimientos carboníferos turolenses. Así se podrá dar una «segunda vida» al carbón para utilizarlo como abono agrícola en vez de como combustible fósil.

La extracción de los minerales se llevará a cabo en diversos emplazamientos, entre ellos, Ariño, Foz Calanda, Oliete, Alcaine y Cañizar del Olivar. Y, además, la fábrica de fertilizantes también se nutrirá, como otra fuente de materia prima, con los residuos ganaderos y agrícolas generados en Tauste Ganadera S.A., sociedad pertenciente a Samca.

Este hólding empresarial aragonés lleva tiempo trabajando en el diseño de esta nueva factoría de fertilizantes, para la que ya cuenta con los terrenos en los que se instalará. Ahora se acelera el desarrollo del proyecto, con el objetivo de que la nueva factoría pueda estar operativa en 2020.

La declaración de Inversión de Interés Autonómico va dirigida precisamente a agilizar al máximo los trámites burocráticos que deben superar los proyectos empresariales. En concreto, «permite reducir a la mitad los trámites administrativos vinculados a la autorización, ejecución y desarrollo de los proyectos», según han indicado desde el Gobierno aragonés.