José Manuel Aranda (PP), alcalde de Calatayud
José Manuel Aranda (PP), alcalde de Calatayud - Fabián Simón
Zaragoza provincia

Calatayud pierde 15.772 euros que le concedió la UE para luchar contra el paro

El Fondo Social Europeo se los adjudicó para impulsar un programa de formación laboral, pero el Ayuntamiento no ha conseguido ponerlo en marcha por no encontrar suficientes alumnos

ZaragozaActualizado:

El Ayuntamiento de Calatayud ha perdido 15.772 euros que le concedió la Unión Europea para luchar contra el paro y, en concreto, para facilitar la inserción laboral de jóvenes desempleados. El programa, anunciado hace meses, no se ha llegado a poner en marcha por no haberse captado suficientes alumnos.

La anulación de este programa de lucha contra el paro y la forzosa devolución de la subvención concedida por el Fondo Social Europeo se conoció este martes, cuando el gobierno municipal del PP comunicó en una comisión municipal que tenía que rescindir el contrato con la empresa que se había contratado meses atrás para impartir esos programas formativos.

Desde el PSOE han criticado que Calatayud haya perdido 15.772 euros para luchar contra el desempleo, en una ciudad que roza los 1.200 parados, y han achacado el fracaso de este programa a una incorrecta definición y gestión del mismo. Desde el grupo socialista han destacado que contrasta lo ocurrido en Calatayud con cómo se han utilizado esos mismos fondos en Huesca, que junto a la ciudad bilbilitana fue la única ciudad de Aragón a las que se aprobaron estas subvenciones europeas. En el caso de Huesca «sí se han llevado a cabo esos programas formativos y se han conseguido los objetivos de capacitación profesional y de inserción con los que se diseñaron», ha explicado la edil socialista Julia Olivas.

Desde el gobierno municipal del PP, por su parte, culpan del fracaso de este programa a la falta de interés de los desempleados a los que iba dirigido, no por una mala definición o gestión por parte del gobierno municipal. «En Calatayud, la formación es muy mal entendida, no se tiene asumida como algo que facilita la inserción laboral y es muy difícil cubrir plazas en programas formativos de este tipo», ha afirmado el alcalde bilbilitano, José Manuel Aranda.

Tanto el alcalde como la concejala responsable del proyecto que ha fracasado, la edil Simona Dragan, han insistido en eximir de responsabilidad al equipo de gobierno y en que «se ha hecho todo lo posible» para no tener que dar por perdida esa subvención. El programa consistía en dos cursos, de 485 horas lectivas, uno sobre gestión de almacén (carretilleros) y otro de aplicación de las nuevas tecnologías aplicadas a las ventas. El Ayuntamiento optó por solicitarlos al Fondo Social Europeo, pero después se comprobó que no había parados suficientes que reunieran las condiciones exigidas para ese tipo de programas –desempleados menores de 30 años de edad y que estuvieran inscritos en el Programa de Garantía Juvenil-.

El desajuste empezó a ponerse en evidencia incluso antes de abrirse el plazo de inscripciones: a la sesión informativa que organizó el Ayuntamiento solo acudieron 37 desempleados de esos perfiles específicos, trece menos que las plazas que se tenían que cubrir para impartir esos cursillos, según ha reconocido el alcalde. Para intentar salvar el programa se ofertó a toda la comarca, en vez de solo a Calatayud ciudad, como se había proyectado inicialmente. «Se enviaron desde el INAEM 135 cartas», ha asegurado Simona Dragan. Pero tampoco así se consiguió encontrar suficientes alumnos y, meses después de que se anunciara este programa formativo, se ha tenido que dar por descartado y el Ayuntamiento ha perdido esa subvención de la UE.