Aragón recorta el dinero que envía a sus casas de emigrantes
Imagen de uno de los encuentros anuales que organiza el Gobierno aragonés para reunir a representantes de las casas de emigrantes que hay fuera de la región, varias de ellas en el extranjero - ABC
GASTO PÚBLICO

Aragón recorta el dinero que envía a sus casas de emigrantes

Este año gastará casi 600.000 euros en estas ayudas, que en 2010 rondaron los 800.000

ZARAGOZA Actualizado:

El Gobierno de Aragón ha reducido este año un 24 por ciento las subvenciones que reparte entre las casas y centros de emigrantes radicados en distintas comunidades autónomas y en el extranjero. En total son más de cincuenta: catorce están en el extranjero y el resto en España, sobre todo en Cataluña y Comunidad Valenciana. En 2011, el Gobierno aragonés repartió unos 800.000 euros en subvenciones para esos centros de emigrantes, pero este año no llegará a los 600.000, según el presupuesto con el que se ha dotado esta línea de ayudas y que dejó listo el Ejecutivo saliente de Marcelino Iglesias antes de las elecciones de mayo.

En 2001 se constituyó el Consejo de Comunidades Aragonesas en el Exterior, que agrupa a todos esos centros, y en 2002 se les concedieron ayudas por un total de 350.000 euros, cifra que fue aumentando año tras año. En 2010, el Gobierno aragonés repartió ayudas por un importe total de 777.568 euros. De ellos, 438.000 se dedicaron a subvencionar actividades y gastos de funcionamiento de esos centros; 314.000 para gastos de infraestructuras y equipamientos de esas casas de emigrantes; y 25.000 euros para que algunos de esos centros pudieran ayudar socorrer a socios en situaciones de «extrema necesidad», según establece la orden que regula cada año estas subvenciones.

Pero este año el dinero que les llegará por todos estos conceptos será mucho menor. Aún así, superará ampliamente el medio millón de euros, con los que el Gobierno aragonés pretende financiar actividades que mantengan vivas la cultura y el sentimiento aragonés entre sus emigrantes y entre sus descendientes.

Becas de estudios

De hecho, además de esta línea de subvenciones hay otra más, la de becas de estudios para descendientes de emigrantes aragoneses que residan en América. Aunque hayan nacido en alguno de esos países y tengan aquella nacionalidad, si acrediten que son descendientes de aragoneses pueden optar a las becas. Este año, el Gobierno autónomo ha repartido 46.000 euros entre cinco becarios, todos ellos titulados universitarios que están ampliando sus estudios con programas de posgrado o máster. Tres de esos cinco becarios residen en Argentina, uno en Brasil y otro en Venezuela.

En cuanto a las subvenciones repartidas entre las casas y centros de Aragón en el exterior, el Gobierno autónomo destinará este año 592.000 euros, de los que 400.000 serán para financiar actividades y gastos de funcionamiento de esas asociaciones, 172.000 a costear mejoras en infraestructuras y equipamientos de dichos centros, y 20.000 a ayudar a socios de esas casas de emigrantes que sufran graves necesidades económicas. El año pasado, esta última partida estuvo dotada con 5.000 euros más y se repartió entre la Colectividad Aragonesa de Chile, el Centro Aragonés de La Plata (Argentina), la Asociación Aragonesa del Perú y la Agrupación Aragonesa de Venezuela. Este año, los 20.000 euros dedicados a ayudas por este concepto se han repartido entre la Colectividad Aragonesa de Chile —3.500 euros—, la Sociedad Aragonesa de Beneficencia de Cuba —3.500—, el Centro Aragonés de La Plata —1.800— y la Colectividad Aragonesa de Chile —11.200 euros—.