PLAN GENERAL DE INSPECCIÓN

El Gobierno aragonés inspecciona el trabajo de sus 45.000 empleados públicos

Entre otros indicadores, examinará el nivel de abstentismo de la plantilla, caso por caso

ROBERTO PÉREZ
ZARAGOZA Actualizado:

El Gobierno aragonés que preside Luisa Fernanda Rudi ha decidido poner en marcha de inmediato un plan general de inspección para examinar el trabajo que desempeñan los 45.000 empleados públicos de la Administración regional. Entre otros aspectos, se analizarán cuestiones como el absentismo laboral, los rendimientos profesionales y el nivel de los servicios prestados, algo de especial interés público en apartados como la Sanidad o la Educación.

Se trata de un plan de evaluación de la calidad que, según ha explicado el consejero de Hacienda y Administración Pública, José Luis Saz, «no tiene un objetivo punitivo, sino optimista», para hacer «autocrítica» e introducir medidas que corrijan las deficiencias que se detecten. Indicó que, si se observaran situaciones anómalas de las que se desprendan responsabilidades, se actuará en consecuencia.

Esta inspección general de servicios permitirá, por ejemplo, conocer con precisión cuál es el nivel de absentismo laboral en la Administración autonómica. Es un dato que se debería conocer, pero que no se tiene porque —según informaron a ABC fuentes oficiales— hace doce años que el Gobierno regional no hacía el plan anual de inspección de servicios.